Ir al cine en los últimos años supone casi un sacrificio a los dioses, vender un riñón o pedir una hipoteca. En el orden que tú quieras y a veces todas las opciones a la vez. A veces, una vez al año, uno se da el capricho de ir al cine a ver una película, y aquí en Múnich hay mucha oferta de cines muy interesantes, algunos muy antiguos pero no es barato ir al cine aquí. Total, una vez me decidí por ir al cine. Es una de mis pasiones y cuando me lo puedo permitir me gusta ir a alguno. Soy de los clásicos: pantalla grande, palomitas y buena compañía. Me decidí por una película, no recuerdo bien el nombre ya que no era muy conocida y buscaba algo sencillo, ya que siendo todo en alemán y no hablando el idioma pues fue el mero hecho de ir al cine y disfrutar. Rastreando donde podía ver la película (ah sí era una comedia alemana. Un día hablaremos de la comedia alemana), la dirección me llevó a “Promenadeplatz 2 – 6”.

5eba1cd621

Allí fuimos. Si, en Promenadeplatz, donde está el demencial memorial a Michael Jackson ocultando la escultura del compositor renacenstista Orlando di Lasso. Buscando y buscando y nada chico, ninguna sala convencional de cine se encontraba en dicha plaza. Sin explicarnos cómo decidimos entrar en el lujoso hotel “Bayerisches Hof” a preguntar y nos respondieron “Claro, está aquí mismo. Sigan aquel pasillo y llegarán a comprar las entradas”. Allí fuimos a preguntar, mientras recorríamos la lujosa entrada del hotel con una decoración que me recordaba al interior del Titanic, todo asombro desapareció al escuchar el precio “son 20 € por persona”. Antes de que terminara la frase ya dijimos que no, muy amable. Pero nos acercamos a ver cómo era la sala para que costase tanto:

Cinema-Lounge-Bild-0072-1024x830

{56623f5d-6767-ac72-f053-2b0651e192c8}

Pero debo admitir que es una de las salas de cine más acogedoras que he visto. Después de esto seguiré en mi linea, muy recomendable para todos además, que es muy económica y saludable. Sacarse un carnet de las bibliotecas públicas de la ciudad de Múnich, y disfrutarse de una gran colección de cine en alemán y versión original para disfrutar de este arte, aprender y mejorar idiomas y con unas buenas palomitas de microondas en casa, la mejor compañía no hay cine de 20 € que pague esto. O sí, no sé.

Anuncios