Una pena no poder inmortalizar tantas instantáneas que Múnich me regala como guía con una buena cámara fotográfica y únicamente tener el móvil a mano. Y menos mal, algo es algo. El verano llega a su fin pero hay días en los que el sol llega tan fuerte que parece romper ventanas en las iglesias… En la foto, desde el interior de la fantástica “Damenstiftskirche Sankt Anna”, en pleno centro histórico.

CAM00996

Anuncios