Podemos traducir literalmente “Stolperstein” a una piedra que hace tropezar al caminante. Esta iniciativa, originalmente desarrollada por el artista alemán Gunter Demnig en torno a víctimas de la persecución nazi, tendría como objetivo hacerte tropezar, sí, para incitar a la reflexión. Toda pequeña placa se sitúa frente al hogar, o lugar de trabajo, de las víctimas del régimen Nazionalsocialista (1933-1945).

IMG_1209

La imagen de arriba la tomé en Freising, justo delante del “Rathaus” (Ayuntamiento) en Marienplatz. Es un ejemplo de “Stolperstein”, muy común en toda Alemania pero no del todo en Múnich curiosamente. En el Ayuntamiento se votó hace poco no colocar este tipo de elementos por incómodos al caminante en la vía pública pero sí el mantener y colocar otro tipo como placas, monumentos, etc., que hagan recuerdo, memoria a las víctimas del régimen Nazionalsocialista.

Múnich sigue un camino diferente a otras muchas ciudades y pueblos que sí que lo defienden.

Anuncios