A woman places a tribute to the late US pop star Michael Jackson at a memorial in Munich, southern Germany, on Thursday, June 24, 2010. The death of Jackson, one year later, continues to captivate the world. (AP Photo/Matthias Schrader)

No sé bien cómo encarar esta entrada. Si realmente merecía la pena hablar de ello o no, pero hoy pasé por delante de ella y me dije “venga, una y no más”. Que Orlando se lo ha ganado.

Captura de pantalla de 2015-10-09 19:25:40

En una pequeña plaza del centro de Múnich, una plaza con mucho encanto como es la “Promenadeplatz”, a medida que uno se acerca, ya a lo lejos se observa cómo pequeñas velas encendidas y el estrafalario colorido de centenares de fotografías, dibujos, póster, etc. cubren y esconden el pedestal de nuestro querido Orlando di Lasso, que es la persona de la cual he venido a hablar hoy. Fotografías de joven, adulto, transformaciones. Poster de revistas como “SuperPop”. Frases en memoria. El nombre me resultaba bastante familiar. Esos rizos, ese vestuario, esa pose, esas caderas.

¿Pero qué tienen en común este compositor del Renacimiento y este personaje contemporáneo? Ni idea, que comparten pedestal en Múnich. Orlando di Lasso nació en Holanda (1532-1594) pero vivió y trabajó en Múnich desde 1556 siendo maestro de cámara de la Corte.

Michael Jackson,que es ese objeto de deseo y recuerdo, durante su paso por Múnich se hospedó en el lujoso hotel que hay enfrente de la escultural, el “Bayerischer Hof”.

Michael Jackson01

Curiosidades de la capital bávara. Aún así, que nos sirva como excusa para que la música no deje de sonar.

Para llegar a “Promenadeplatz” puede hacerse desde “Karlsplatz”, “Marienplatz” u “Odeonsplatz”.

Anuncios