El río Isar me cae bien, será de las grandes conexiones que he tenido con Múnich desde que llegué. Tiene algo este Isar y me he propuesto, mientras se pueda, seguirle un poco más allá de su paso por la capital bávara. Hoy tenía el día libre y, aunque el día no prometía bueno (los raros y bienvenidos días de cálidas temperaturas se han despedido para presentarnos al invierno) cogimos un tren para visitar una de las ciudades más interesantes que se encuentran cerca de Múnich y siguiendo el Isar: LANDSHUT.

DSC_7012

DSC_7106

A medio camino entre Múnich y Ratisbona (Regensburg), Landshut es una de esas pequeñas joyas al este de Baviera. No está muy lejos y en menos de una hora desde la “Hauptbahnhof” muniquesa se llega a la ciudad cogiendo un tren regional. Si tienes una visita y tienes algún día libre, sin planes y se piensa en una escapada es perfecta.

Captura de pantalla de 2015-11-20 11:36:37

Captura de pantalla de 2015-11-20 11:49:02

Una vez llegados, desde la estación de trenes de Landshut (aclaro, yo fui en tren y a pie todo el día) hasta el centro histórico son casi 3 kms., quizás no invite mucho desde el principio ya que prácticamente son bloques de apartamentos hasta llegar al puente que cruce el río Isar, ya desde aquí empiezan a aparecer palacios, edificios históricos que nos presentan lo que es y fue una gran ciudad, al fondo ya se ve la torre de San Martín y al fondo el castillo “Burg Trausnitz”. Aún así, hay ejemplos interesantes de arquitectura de los años 60 y 70. Desde que uno pasa el puente destaca una puerta monumental (“Ländtor”) pero propongo una ruta por la ciudad y es empezar a recorrer el paseo tan genial que hay junto al Isar en donde encontrarás pequeños cafés, “biergarten” en donde una pequeña parada se hace indispensable.

Captura de pantalla de 2015-11-20 12:04:31

De verdad, parad en el “Literatur Café” en la “Röckturm”(Torre de Röck),  bastión de la antigua muralla medieval de la ciudad, o de lo que puede recordar a la muralla. Probad las deliciosas tartas con un buen café. Al lado de este café, hay un lugar para tomar unas (buenas) cervezas y el estilo alternativo con “biergarten” promete, es el “ZAP“.

DSC_7102

DSC_7030

A mitad del paseo que acompaña al Isar, paramos y empezamos a callejear hasta llegar a su IMPRESIONANTE “Altstadt”, una de las plazas más bonitas que he visto nunca y de las más grandes plazas de mercado con cerca de 600 metros, coronando al sur la imponente iglesia de San Martín, con la torre de ladrillo más grande del mundo con 130,6 metros de altura. Así, a lo loco. Merece realmente la entrada a ver la iglesia por dentro y ver la iluminación a través de las vidrieras, espero que podáis visitar la iglesia románica que hay debajo. La próxima parada sería el “Burg Trausnitz”, el castillo de Landshut y quizás uno de las joyas de la ciudad.

DSC_7078

Landshut_heiliggeistkirche

Una vez visitado, recomiendo bajar de nuevo al casco histórico y caminar en torno a la calle “Neustadt”, paralela a la “Altstadt”hasta el final, la calle “Heilig-Geist” y visitar la auténtica iglesia de “Heilig-Geist”, que ahora está desconsagrada y es una espacio de exposiciones pero las reformas la han dejado como la iglesia amarilla. Esta iglesia te devuelve de nuevo a la calle “Altstadt” y si tienes tiempo y ganas, existe la posibilidad de visitar el palacio renacentista que hay justo delante de la iglesia de San Martín, llamado “Stadtresidenz” y ya regresar a la estación de trenes pasando por la “Ländtor”, de los pocos restos de la antigua muralla de Landshut.

Para comer podréis ver muchos restaurantes de comida tradicional bávara, turca y también española. Sobre todo vi al lado de la iglesia de San Martín una serie de bares ubicados en subterráneos, pero esto ya es para la próxima visita.

DSC_7105

Consejos prácticos:

Si decidís ir en tren, yo NO compré el tan maravilloso “Bayern Ticket” ya que hay otro tipo de billete con el que puedes ahorrarte unos eurillos, se llama el “Isar-Ticket” y sale por 23 € (todo el día) hasta 5 personas. Funciona igual que el “Bayern-T.”. El tren sale desde la “Hauptbahnhof” de Múnich y hay servicios cada hora.

Anuncios