¡¡FREUES NEUES JAHR 2016!! // ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

Parecía que no iba a llegar pero por fin, lectoras y lectores, llegó la nieve y con ella el invierno duro a Múnich. El 2015 se despidió con temperaturas suaves, o para un segoviano lo fueron, con muchas lluvias eso sí y faltaba ella, nuestra querida, para vestir de blanco Baviera. Llega algo tarde pero llega.

¿Y esto que quiere decir? Pues que llegó la hora de hacer una mochila, preparar buena ropa de abrigo, que nos vamos. La temporada turística cerró hasta marzo, al igual que la vida muniquesa, toca darla un merecido descanso y nos vamos fuera. En concreto a Italia, una de sus ciudades más bonitas y acogedoras como es Bolzano o Bozen, en alemán. Múnich está genial para ser campamento base y movernos a entornos, incluso de pisar otros países en pocas horas.

Duomo de Bolzano desde Plaza Walther

Pasé un pequeño periodo de mi vida en Italia, en Trentino, hace unos años y pude moverme bastante no sólo por la región si no por Alto Adige o Süd Tirol (en alemán) conociendo Bolzano, la capital de la región, y una de las partes alpinas más impresionantes que jamás he visto, los Dolomitas. Ahora toca recuperar mi experiencia desde este blog ya que en esta ocasión os invito a que visitéis Alto Adige y Trentino desde Múnich.

Como siempre yo me muevo en trasporte público (y lo defiendo) o privado compartido (como alquilar un BlablaCar) para reducir el impacto medioambiental y, también, porque sale económico. Lo malo es que te limitas a unos horarios, pero ojalá fuesen estos los problemas del mundo. Desde Múnich existen unas empresas de autobuses con muy buenos precios y que, desde aquí, la duración es de menos de 4 horas hasta Bolzano (al final de la entrada hablo más de ellas).

Captura de pantalla de 2016-01-14 22:00:44

Con esta captura de pantalla podéis haceros una idea del trayecto. Normalmente una de las paradas intermedias es Innsbruck (en Austria, que ahora estará hasta arriba de gente por la temporada de ski) para que lo tengáis en cuenta. El bus te deja en Bolzano a pocos metros de la Estación de Trenes, que será nuestro punto de partida para conocer la ciudad. Cuando la vi hace años me impresionó mucho, si viviendo en Trento no tenía la sensación de vivir en Italia, en Bolzano apaga y vámonos No. es de extrañar el cambio, ya que hasta 1918 perteneció al Imperio Austrohúngaro y tras la caída de éste en la Primera Guerra Mundial se añadió toda la provincia a Italia.Siempre me fascinaros las ciudades o zonas de fronteras.

Desde que llegas tienes la sensación de formar parte de una ciudad viva, colorida, joven.

Como veis en esta imagen, se habla el italiano y alemán. Ambos son cooficiales en esta región. En Wikipedia leo que la administración pública es bilingüe y todos los ciudadanos tienen el derecho de utilizar su propia lengua materna, también en los tribunales. Las escuelas son separadas para cada grupo lingüístico. Para garantizar una justa distribución de cargos públicos entre los grupos lingüísticos se aplica el sistema llamado proporcional étnica (it. proporzionale étnica, al. ethnischer Proporz). En ocasión del censo demográfico que se realiza cada diez años, todos los habitantes tienen que declarar su pertenencia a unos de los grupos lingüísticos. Según los resultados se procede a la distribución de los oficios. Los italianos, que se establecieron en la provincia sobre todo durante el período de la italianización fascista, viven en su mayoría en los centros más grandes. La capital Bolzano y otros cuatro municipios son mayoritariamente de habla italiana. En 103 de 116 municipios la lengua dominante es la alemana (hasta 99,81% en San Pancrazio).

bolzano-map-0

mappa_bolzano_3

La ciudad posee lugares de interés histórico de gran importancia. Con esta fotografía que hice del plano de la ciudad, iremos descubriendo ese patrimonio histórico-artístico. Desde la Estación de Trenes nos dirigimos a su plaza principal, Piazza Walther. La catedral está dedicada a Santa Maria Assunta y sobre todo llama la atención por su arquitectura. Construida en estilo gótico, se erigió sobre un templo cristiano primitivo de los siglos V y VI y posteriormente con el auge económico de 1180, vino la idea de construir un nuevo templo. La construcción se inició en 1184, y fue finalizada en 1222 aunque con posteriores ampliaciones. El campanario de estilo gótico tardío, tiene una altura de 65 metros y fue diseñado por Burkhard Engelberg y finalizado por Hans Lutz von Schussenried en 1517.

bolzano-piazza-walther.mb.0002fj

Las fachadas, los soportales, etc. hacen de esta ciudad un lugar donde apetece pasar un periodo, me pareció bastante estimulante en cuanto a ritmo de vida.

DSCF9817

DSCF9823

También son muy atractivas para el turista la Iglesia Dominicana y la De San Francisco. La primera, está situada en la Piazza Dominicana, cerca de la Catedral, y presenta la particularidad de ser el primer complejo construido en el estilo gótico del Süd Tirol. Tanto la iglesia como el claustro se encuentran sobre las ruinas de un antiguo convento de la orden de Santo Domingo, que data del siglo XIII. En 1785 el monasterio fue cerrado por el emperador José II y durante la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos destruyeron parte de este complejo. De gran importancia son los frescos de los siglos XIV, XV y finales del siglo XVI, que aún se conservan.

La Iglesia de San Francisco, por su parte, se encuentra al norte de la Piazza delle Erbe y está adjunta al convento homónimo, construido en el siglo XIV, con el coro perteneciente a los años 1300 y 1348.

En Bolzano se conserva un monumento erigido por el régimen Fascista para celebrar la victoria de Italia en la Primera Guerra Mundial y que separó, según se puede leer en la placa de arriba, este territorio de Austria. La ciudad mantiene este Arco del Triunfo en recuerdo democrático y libre y rechazo a aquel régimen totalitario. Desde el Museo Arqueológico basta cruzar el Talvera y llegaréis, una vez allí bajar siguiendo el arroyo y volver a cruzar para entrar en el centro histórico pasando por los puentes y el Museo de Arte Contemporáneo que forman en sí un conjunto de arquitectura e ingeniería contemporánea muy interesante.

DSCF9856

El territorio cuenta, además, con otras típicas localidades cercanas que merecen realmente una visita como Merano, conocida por su clima templado y sus aguas termales, Bressanone rica en patrimonio artístico, Brunico y muchas otras, así como las ciudades de Chiusa, Glorenza y Vipiteno que integran el grupo de “Las aldeas más hermosas de Italia”.

No se puede dejar de visitar en esta ciudad el Museo Arqueológico de Alto Adige, donde se exponen restos y documentación de la historia de la región desde sus orígenes hasta la primera Edad Media. La principal atracción la constituye la famosa momia de “Ötzi”, un cuerpo momificado de un hombre de hace aproximadamente 5300 años, encontrado entre el hielo del Similaun, en la frontera ítalo-austriaca.

Hemos visto dónde está, qué se puede ver y visitar, pero nos olvidamos de otro gran potencial del cual no podemos irnos sin haberlo probado: ¿qué se puede comer en Bolzano y su región? La cocina de la provincia de Bolzano tiene influencias austríacas y funde sabores y tradiciones diversas con resultados estupendos.

Los platos típicos son los “knodel” (pasta de pan con speck, o quesos, o espinacas, o remolachas, o también con damascos y ciruelas), los Schlutzkrapfen (ravioles con rellenos varios), los Spatzler (ñoquis de espinaca con manteca derretida o crema de leche y jamón), la polenta con corzo o pavo, el gulasch de ciervo y el carré de cerdo con chucrut, pero también el pescado de lago y de torrente y el “Tirten” exquisitos buñuelos rellenos. Postres típicos muy conocidos son los Strudel de manzana, los Kaiserschmarren, torta de alforfón con arándonos rojos, el “Zelten” de Bolzano, postre navideño a base de fruta seca y confitada, las Lebkuchen (galletas), los Krapfen de los campesinos, la sopa de pan.

Alto Adigio es famoso por la enorme variedad de manzanas como Golden, Fuji y Gala. Entre los productos típicos destaca el speck de Alto Adigio (jamón ahumado y muy sabroso) para comer con el tradicional “Schüttelbrot”, un pan crocante que acompaña todas las meriendas. Alto Adigio es famosa en el mundo entero por sus excelentes vinos, entre los que cabe mencionar los autóctonos Lagrein, Schiava y Gewürztraminer.

El otoño es el período de Törggelen, una antigua tradición campesina que llega hasta hoy: se va de masía en masía probando los vinos nuevos acompañados por los platos típicamente otoñales. Antes de sentarse a la mesa es costumbre pasear entre los coloridos castaños, los viñedos y las antiguas masías campesinas. Tal movimiento abre el apetito: speck, pan negro, würstel con chucrut, sopa de cebada y castañas que se gusta en la “stube” de madera, principal habitación de las masías.

Fachada del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Bolzano

En mi blog sobre Trentino dejo aquí por si tenéis interés de conocer más de la estupenda región italiana.

Como os recomendé, yo bajé utilizando buses de las empresas “MeinFernBus”/”FlexiBus“.   Desde sus páginas web puedes comprar los billetes, son cómodas y nunca me dieron problemas. Sus autobuses salen desde la ZOB (Estación Central de Buses), situada en la parada “Hackerbrücke”. Una grande estación muy cerca de la “Hauptbahnhof”. Se pueden encontrar precios muy bajos (desde 13€ a 18€ ida), son cómodos. Incluso hacen parada en la austríaca Innsbruck.

De los Dolomitas hablamos otro día.

Anuncios