Hablar de la primera fotografía “alemana” seguramente no sea los más acertado, pero fue en un territorio de la actual Alemania el lugar donde se realizó las primeras fotografías históricas. ¿Dónde? cómo no en Baviera, cómo no: en Múnich.

La reproducción de abajo se considera la primera fotografía realizada en Múnich en el año 1839 y creada por Steinheil. Se reproduce la calle “Neuhauser”, actual zona peatonal y calle comercial . Se halla en el “Deutsches Museum”.

Steinheil_600

En la primera mitad del siglo 19 se desarrolló la Baviera agraria la era de una cultura industrial y tecnológica especializada en una de las partes más importantes de Europa central. Llama la atención las consecuencias en Múnich con la figura del científico Joseph von Fraunhofer, que inventó en 1814 los primeros instrumentos para microscopios y telescopios.

Otra figura importantísima fue Carl August von Steinheil, que produjo unas lentes industriales que se utilizaron en los principales observatorios de Europa. Y también responsable de las primeras fotografías de Alemania hicieron en 1839 en la “Neuhauser Straße” de Múnich. Carl August Steinheil, nacido en 1801 en Ribeauvillé en Alsacia, uno de los pioneros más importantes de la fotografía. Entre otros inventos como el primer telégrafo. Desarrolló junto con el mineralista y escritor Franz von Kobell una cámara en miniatura que produce daguerrotipos del tamaño de un sello. Se disparó las primeras imágenes de la Frauenkirche, la Gliptoteca o palacio de Nymphenburg. En los años siguientes intentó el llamado método de sanación con cristales, se expuso en el papel de plata de cloro húmedo entre dos placas de vidrio para mejorar, antes de dedicarse a otros proyectos.

Frauenkirche_06

Primera fotografía de la “Frauenkirche”


En el parque del Palacio de Nymphenburg, Joseph von Baader realizó una primera pista de pruebas para un ferrocarril, introduciendo en 1810 el diseño de un sistema de ruedas. Paralelamente se introdujo la primera iluminación pública a base de gas en Munich por Georg von Reichenbach en 1818 a través de un proyecto para iluminar la “Residenz” (residencia real).

El siglo XIX sería clave y abriría la época de oro en Baviera.

Anuncios