No, no pensaba hablar sobre San Valentín. Hablaré de otro Valentin, el de aquí, el nuestro. Hablaré sobre el Humor en tiempos oscuros. También del humor negro propio de la Alemania anterior a la llegada de los Nazis.

bilek01

El mundo del teatro, el cabaret, el de la comedia y el cine no hubiera sido lo mismo sin él: KARL VALENTIN (1882-1948). Por Múnich es normal encontrarse alusiones a él en forma de graffittis con su ya famoso perfil alargado y flaco en muchos de los muros o incluso sus frases en librerías y bibliotecas de la ciudad. Muchas y muchos se atreven a llamarlo el “Chaplin alemán”, evitando cualquier absurda comparación, y es que Karl Valentin dio forma a la cultura en Múnich en el periodo democrático tan inestable y difícil de la República de Weimar tras la Primera Guerra Mundial a través de la difusión del Dadá y el Surrealismo sin control ni medida.

besucherinfo-links

valentin02

En 1902, comenzó su carrera cómica al inscribirse durante tres meses en una escuela de  variedades en Munich bajo la dirección de Hermann Strebel. Su primer trabajo como actor fue en el Zeughaus en Nürnberg. A raíz de la muerte de su padre Valentin se tomó un descanso de tres años a partir de la realización durante el cual construyó su propia veintidós piezas de banda de un solo hombre (con el que finalmente estuvo de gira en 1906). Valentin también tomó estudios musicales, el aprendizaje de la guitarra con Heinrich Albert.

Pronto Valentin estaba llevando a cabo regularmente en los cabarets y salones de cerveza de Munich (Munich). Desarrolló una reputación para la escritura y la realización de rutinas cómicas cortas, que se realizó en un fuerte dialecto bávaro. Sería a partir del 1911 cuando desarrolló su gran creatividad cuando se cruzó con su camino la fantástica Liest Karlstadt, cabaretista de Múnich, con la que formaría un grupo artístico que duraría muchos años y cosecharían sus mejores obras. Fue autor de teatro cómico con muchas innovaciones que influyeron tanto a escritores y dramaturgos tan importantes como Bertold Brecht en su paso por Múnich y Ausgsburg.

valentinkarlstadt

Liesl Karlstadt junto a Karl Valentin

Bertolt_Brecht_Karl_Valentin_Liesl_Karlstadt

1920. Bertold Brecht, tocando la flauta, Karl Valentin tocando la tuba y Liesl Karlstadt en el Lachkeller de Múnich

Su popularidad le permitió representar en grandes ciudades como Berlín, Viena o Zúrich, y actuar en películas para cine y televisión. Entre sus textos más conocidos destacan los titulados “Der Firmling” (El confirmando, 1913), “Orchesterprobe” (Prueba de orquesta, 1913), “K. V. Hochzeit” (La boda de K. V., 1913), “Der Sonderling” (El extraño, 1929) e “In der Apotheke” (En la farmacia, 1941).

Karl-Valentin-Brunnen_Viktualienmarkt_Muenchen_2004

En un pequeño rincón del histórico Viktualienmarkt de Múnich una escultura sobre una fuente nos recuerda a este gran artista muniqués. Pero para profundizar y conocer más su obra, su vida y el difícil, pero a la par fascinante, periodo que le tocó vivir existe una interesantísimo museo no muy lejos de este Viktualienmarkt. Basta caminar unos minutos en dirección este hasta llegar a la Isartor, una de las puertas monumentales mejor conservadas de la antigua fortaleza medieval, en donde uno de los bastiones acoge el museo de Karl Valentin.

1_Hoam_Valentin

Y si continuas más al este de la ciudad, al otro lado del Isar, bajando por la Zeppelinstraße párate en el número 41 y observa arriba del palacio. Una placa recuerda la casa donde nació Karl Valentin.

unnamed

Un retrato del genio:

Dirección del museo:

Valentin-Karlstadt-Musäum
Im Tal 50.

Lunes, martes y jueves 11:01-17:29 pm
Viernes y sábado de 11:01-17:59 pm
Domingo 10:01-17:59 pm
Cerrado los miércoles.

Precio: Adultos: 2,99 €
Niños, estudiantes: 1,99 €

Anuncios