Desde hace pocos días, tras los trabajos de reforma de la “Wedekindplatz” en el barrio muniqués de Schwabing, me di de bruces con un elemento bastante extraño: una farola torcida en medio de un pequeño parque de la plaza.

IMG_3552

Una farola diferente al resto de las que hay en la plaza, una farola torcida, negra y con el cristal amarillo. “Algo nos quiere decir”, “por algo estará aquí”. No resultaba raro pensarlo ya que fue en este barrio donde fue auge a inicios del siglo XX las vanguardias artísticas de la mano de Paul Klee, W. Kandisnky, Franz Marc, etc. Es decir, un barrio de mitos y leyendas. Leyendas como la que hoy hablo, una leyenda que siempre iluminará: Gisela Dialer-Jonas.

media.media.d7f4b815-afe3-4326-86a3-64ddae226484.normalized.media

1222693530-schwabinger-gisela-dialer-OVa3zPcBBef

Una leyenda de la Schwabing loca e inquieta, movida y palpitante. La de los años 50, como se conoce aquí el “Schwabinger Zeit”, el Tiempo de Schwabing. Fue mítico su bar, “bei Gisela” (Occamstraße, 8), sobre todo al caer la noche cuando todo se transformaba y salía Gisela junto a su mítica farola torcida a cantar “Chanson” irreverentes, incorrectas que salían desde su boca llena de humo del cigarro. Erich Kastner, Ruth Leuwerick, Franz Josef Strauss o Orson Welles pasaron en contadas ocasiones por este sitio. La chanson “Schwabinger Laterne” (La Linterna de Schwabing) quedará para siempre como un himno:

Y esa farola seguiré presenta tras el acuerdo de políticos de Schwabing (aunque no todos, claro) para recordar a Gisela y a una época. En la galería de la “Feilitzschstrasse” tuvo lugar en enero de 2014 (seis meses antes de su muerte) una fiesta a la altura, extravagante, loca por los 85 cumpleaños de Gisela en su lugar, donde antes se hallaba el “bei Gisela”, junto a compañeros de fatigas y luchas como el fotógrafo Wolfgang Roucka (propietario de la galería donde conservó la original farola, un día le tendremos que dedicar unas líneas a este artista muniqués). Se instaló hace pocos meses una copia, en miniatura, de aquella original y se ha conformado como un símbolo de la Posguerra de Schwabing.

schwabing

Anuncios