Durante unos segundos fueron de seriedad, silencio, el grillar de los grillos una noche de verano o la bola de arbustos secos en el desierto entre el grupo de turistas cuando la pareja se presentó.

Como siempre, al iniciar una guía me gusta hacer ronda de presentación para romper el hielo, hacer piña entre los recién llegados y a veces cuentan por qué vienen a Múnich. Su razón me dejó perplejo, estaban celebrando su 25º aniversario. Muy bonito, sí, pero de separados..

Anuncios