Enero sigue avanzando despacito dejándonos un frío intenso en Múnich. Desde el 3 de enero que llegaron las nieves dejando una ciudad blanca acompañada de temperaturas que han llegado a los -17 ºC en muchos de los días.

fullsizerender1

Y, cómo no, el escenario es una maravilla aunque muchas veces les faltaría una buena cámara que congelara las más de cientos rincones tan mágicos de la ciudad. Una de ellas, no podía faltar, es ver desde Hackerbrücke la entrada y salida de los trenes de la Hauptbahnhof.

Buen arranque de semana.

Anuncios