“Ser o nicht sein”, puro teatro

Ahora que llega la primavera, ir de “Biergarten”, un paseíto por el río Isar o perdiéndote por las calles del barrio de Glockenbach.. seguramente Múnich así es una de las mejores ciudades  donde dejarte caer, vivir.. Pero da más de sí, hay una ciudad que late y gente que la hace bombear. Bien. En realidad, en ocasiones no es tan fácil saber qué hacer en la ciudad o por dónde empezar pero sí que es verdad que hay que mojarse un poquito y buscar. Sobre todo cuando eres nuevo en la ciudad, apenas conoces a la gente del lugar y no te dejas llevar  por la curiosidad. También depende de lo que te guste y de lo que estés dispuesto a  descubrir, a experimentar. En este blog, aunque no tanto, he podido recomendar  espacios alternativos al ocio encorsetado de una ciudad, siempre he buscado y me ha  picado la curiosidad por lo diferente, lo auténtico, otras esencias.

Estaría bien hacerse la pregunta de “¿qué quiero?, ¿qué me gustaría hacer, probar?”.

16299133_746396622184154_7135596135685409374_n

Yo alucino con Mery (ya hablé de ella hace poquito con su grupo de metal “Envinya”) y es que parece que ha vivido más vidas ya que no sólo se dedica a la música, si no también al teatro. En noviembre de 2015 empezó con “Ser o nicht sein“, su proyecto para iniciar al  teatro, picarte con el gusanillo de la interpretación o mejorar a la hora de hablar en público, perder el miedo escénico.

12373331_549346808555804_3969365414760525862_n

Y es que estamos de suerte ya que MAÑANA, 28 de marzo, inicia un nuevo curso que ella imparte para iniciación al teatro. Va dirigido a hispanoparlantes de entre 18 y 65 años, también para personas con niveles básicos de castellano.

Si estás interesada tan sólo debes ponerte en contacto con ella: http://www.mery-teatro-munich.de/

13055316_600230113467473_2607672899355564769_n

En Memoria de las Brujas de Bamberg

Desde Bayreuth llegamos a Bamberg con el amanecer gris y lluvia plomizo, el viaje fue corto (ni una hora en bus) y la pasamos dando cabezadas debido al cansancio acumulado del día anterior y sumado al de toda la semana de trabajo y estudio. Bayreuth fue más la aventura de conocer una ciudad desconocida únicamente por grandes nombres de la música y la cultura hace ya siglos la habitaron y creo que al final es lo que te engancha de un lugar que desconoces y acaba atrapándote. Pero de Bamberg es otra historia, más que de sobra conocida y ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO con una historia e importancia aún por conocer y profundizar.

1829_6410_1_g

Vista aérea de Bamberg y su centro histórico (Oficina de Turismo)

Abarcar todo de Bamberg en cuanto a lo que se puede decir y se puede ver es mucho y necesitaría varias publicaciones, que las haré en su momento, pero me alejaré de lo típicamente ya que si alguien quiere encontrará guías o información en internet para conocerla. La recorrí bien y menos mal que llegamos bien temprano porque hay mucho que ver y, lo mejor, hay mucho por donde perderse callejeando por calles históricas, saboreando la cocina local y la emblemática cerveza ahumada.

Dicho esto y como dije, caminé por sus calles embobado, descubriendo cómo los tiempos actuales reflejados en la nueva arquitectura, los nuevos modelos de ocio se construyen sobre antiguas ciudades y viajando en el tiempo para conocer sus periodos más gloriosos y más oscuros. Me pareció interesante cómo se puede hacer Memoria y rescatar a las víctimas para sacarlas a la luz (y más después de 400 años) y es que podemos pensar automáticamente en su historia negra más reciente (Nazionalsocialismo) pero voy más allá y hoy rendimos un homenaje a aquellas víctimas, MUJERES, que sufrieron la llamada (y poco explicada) Caza y Quema de Brujas (“Hexenverbrennung”) que hasta no hace mucho protagonizó y fue constante en toda Europa por la Inquisición católica. Muy cerquita del Antiguo Ayuntamiento (y de sobre conocido por ser emblema de la ciudad) y caminando por la isla sobre el Regnitz existe un memorial en el suelo, formando parte de la piel de la ciudad, conocido como la Quemadura (Brandmal2015) realizado en acero y vidrio acrílico y creado por los artistas Miriam Giessler y Hubert Sandmann (de Bonn).

1829_13094_1_g

Este Memorial recuerda a las víctimas de la persecución de los Príncipes-obispos que tuvieron el control y poder de Bamberg, especialmente entre 1612-1632 cuando se descargó con mayor brutalidad la persecución de Brujas que en diferentes olas ocasionaron más de 1000 víctimas (mayormente mujeres, además de hombres y niños perseguidas y asesinadas). Es decir, concretamente, durante los periodos del Príncipe-obispo Johann Gottfried von Aschhausen (1575-1622), continuada por el Príncipe-obispo Johann Georg II. Freiherr von Fuchs Dornheim (1586-1633) y su obispo auxiliar y vicario general Friedrich Forner (1570-1630). Con la llegada de las tropas suecas a la ciudad, durante la Guerra de los Treinta Años (1632), esta cadena de persecuciones y asesinatos llegarían a su fin.

3260954164

Captura de pantalla de 2017-03-22 15:41:48

En agosto de 2015 se instalaría el memorial con parte de la ciudad a favor y detractores de su colocación. Si visitas Bamberg y quieres verlo debes dirigirte al punto entre el Canal de Luís (Ludwigskanal) y el palacio Geyerswörth (la antigua residencia de los Príncipes-Obispos, responsables de las matanzas). En los documentos que se sacaron a la luz hace años, 880 procesos y protocolos, y tras un estudio muy profundo se llegó a la existencia de una edificación cercana a Bamberg (en Zeil am Main) en donde se iniciaron las torturas, de la cual queda parte y se encuentra el museo “Hexenturm” (Torre de las Brujas). Posteriormente se construyó una prisión de torturas del que tras 1632 no queda nada, en los documentos se nombra como “Malefizhaus“, ordenada construir por el Príncipe- obispo Johann Georg II, llamado “Fuchs von Dornheim” (Fox de Dornheim). Desde el exterior era una joya pero el interior era la entrada al infierno, siendo lo último que se vería estando viva. Este edificio es el símbolo no sólo de los crímenes que se cometieron contra las Brujas en Bamberg si no a nivel Europeo porque hay que entender esta persecución a nivel general ya que desde el final de la Edad Media y durante 300 años, tenemos que hablar de una tasa espeluznante de persecuciones, brutalidad y asesinatos a brujas, magos, presuntos herejes, hijas de éstos, etc., siendo Bamberg centro de mayor víctimas producidas.

860x860

Grabados de cobre de la “Malefizhaus”(1627)

Captura de pantalla de 2017-03-22 21:50:55

Hoy una placa junto al Memorial expone: “su sufrimiento nos obliga a ponernos en pie contra la exclusión, el abuso, la degradación y contra cualquier tipo de fanatismo.” Desde hace 180 años que estas prácticas crueles, persecuciones y asesinatos son objeto de investigación histórica” para explorar, profundizar en la historia de la caza de brujas llevadas por la Inquisición católica del Príncipe-Obispado de Bamberg para que hoy en día continúen para mantener viva la memoria de aquellas personas perseguidas en la mente de las personas con el fin de evitar la marginación, la humillación y el futuro fanatismo, es un objeto, incluso una obligación de nuestro tiempo “.

hexenmahnmal-bamberg

Inauguración el 8 de agosto de 2015

Es uno de los casos más importantes llevados a cabo en Europa, lamentablemente, y de lo que pasó en Bamberg hay mucha documentación y filmografía. Si sois amantes del cine, en 2014 se hizo una película sobre la persecución de brujas en Bamberg titulada “Die Seelen im Feuer” ( de Urs Egger), he echado un vistazo y existe la versión en castellano por si no domináis el alemán aún:

Si aún así este tema te interesa existe un museo virtual (con versión en inglés) y un libro llevados a cabo por el investigador que sacó a la luz este tema que es Ralph Kloos  incluso en donde se ofrecen guías, exposiciones, etc., y se hace una reconstrucción de la “Malefizhaus“. La propia Oficina de Turismo de Bamberg organiza guías temáticas así que si te interesa desde la web misma puedes hacerlo o en persona.

Las Catacumbas de Bayreuth

Cogí de nuevo el bus contento, aquella pequeña y señorial (a la vez que gamberra) Bayreuth me había conquistado. Me esperaba Bamberg y mirando por la ventana el paisaje de pequeñas colinas verdes y campos de cultivo pensaba en lo que había visto, y lo que me quedé por ver aún de Bayreuth. Todo lo que me había enganchado fue la noche anterior, cuando de una ciudad histórica y muy cultural además de muy tranquila en un sábado de sol y nubes y terrazas llenas de personas comiendo helado bien abrigadas; de perseguir las huellas de Wagner, Listz y Jean Paul; de templos de la cultura con los teatros a los templos subterráneos de catacumbas que conectan kilómetros de puntos estratégicos de la ciudad.

mdb_144288_buettner-schuster_704x328_cp_0x85_1000x550

Inquietante y fascinante es siempre bajar al interior de la tierra y ver la forma que se le ha ido dando desde el siglo XV al XIX. Lectora/or del blog, ya sólo por esta visita merece la pena ir a Bayreuth y no es ni siquiera lo mejor que esta ciudad esconde. Bien, en la ciudad existen visitas guiadas por las llamadas Catacumbas (Bayreuther Katakomben) que viendo el enlace que os dejo no es de extrañar las realice una de las cerveceras de la ciudad y es que las catacumbas están ligadas a la producción e historia de la cerveza, como serían las “keller” (bodegas), debido a las bajas temperaturas durante el verano que se conseguía metros bajo tierra pero queda más misterioso y buen marketing llamarlas “catacumbas”.

mdb_144290_kreuzung_katakomben-bayreut_704x328_cp_0x81_1000x546

Captura de pantalla de 2017-03-14 09:24:01

Lo interesante y recomendable de visitarlas es poder caminar bajo la ciudad y conocer siglos de historia de la ciudad y su relación con la cerveza hasta el siglo XX cuando este laberinto fue utilizado durante la Segunda Guerra Mundial como búnker en donde hay una parte de la exposición que trata este periodo y cómo eran auténticas carreteras en donde con bicicleta se recorría con más rapidez los kilómetros de canales que conectan la ciudad bajo tierra.

Temáticas fascinantes a través de siglos de historia y terminando con una buena Zwick’l de la Bayreuther.

La dirección está en Kulmbacher Straße, 60. Las visitas se hacen de lunes a domingo y sólo a las 16:00 hrs., tiene una duración de una hora y el precio de 8€ por persona.

Container Collective en Ostbahnhof

Múnich cambia. Poco a poco pero cambia y sin verlo en ocasiones, sin ser conscientes. Se nos escapa la metamorfosis de las grandes ciudades, sus espacios y las gentes que la habitan.

captura-de-pantalla-de-2017-03-06-092750

Hay una parte, quizás apartada y de la cual no todas/os hablan muy bien que es la zona de la estación de trenes del este (Ostbahnhof), un punto neurálgico en la ciudad importantísima al otro lado del Isar. A mí, en particular, me gusta o me siento cómodo. Paso por esta zona prácticamente a diario con la bici en dirección al centro, o es un buen barrio con interesantes bares y es donde se ubica (entre otros muchas cosas) el Kulturfabrik, el espacio con más concentración de discotecas y salas de conciertos más importantes de la ciudad. Un espacio que desde que llegué a Múnich siempre ha estado en la boca de todas/os por la futura desaparición de este espacio en lugar de altos edificios y seguir ampliando la parte financiera de Múnich.  Cosa que es cierto, en los últimos años en torno al Kulturfabrik se han levantado grandes edificios de oficinas de todas las compañías de seguros, telefónicas, inmobiliarias, etc.

containercollective

Imagen de la web de Container Collective

Bien, no sé cuánta vida le queda al Kulturfabrik pero hoy escribo en relación a un pequeño espacio que en pocos meses ha aparecido a pocos metros y es que me sorprendió que grandes trailers y grúas trasladaran contenedores gigantes de transporte, colocándolos de extraña manera que hacía pensar que apilándolos para trabajos de construcción no parecía ser. Poco a poco se iban haciendo trabajos con estos contenedores, quitando partes en lugar de grandes ventanales; materiales residuales reutilizados para luces que le dieran un toque “alternativo” a este lugar. Poco a poco se fueron escribiendo en cada contenedor la función que iba a tener: “café”, “atelier”, etc. Esto fue captando mi atención..

captura-de-pantalla-de-2017-03-06-092603

Poco a poco empezó a salir información en los medios y es que ya tenemos nombre del “nuevo espacio alternativo” de Múnich: CONTAINER COLLECTIVE. Un total de 27 contenedores que dan lugar a espacio para artistas, estudios de radio y música, espacio infantil, café, etc. Si el modelo funciona es seguro que el número de contenedores puedan aparecer. Aún la web está en construcción pero si utilizáis las redes sociales podéis seguir con más actualización cómo funciona este lugar.

captura-de-pantalla-de-2017-03-06-092358

Vamos a ver cómo va evolucionando este espacio, mientras tanto dejémonos caer por allí.

Dirección del lugar: Atelierstrasse Ecke (Friedenstrasse)

Feminismo histórico en Múnich, I

El 19 de marzo de 2011 se organizó una manifestación recordando los 100 años del movimiento feminista en Múnich y los logros obtenidos a través del sudor, lágrimas y muchos, muchos obstáculos. Pocos movimientos, como éste, pueden mirar atrás y ver logros tan importantes para la sociedad y trasformados en derechos vitales como son el sufragio universal, el poder estudiar en las universidades, a poder elegir libremente una carrera, participar en política, ser empresarias, etc., pero aún pasados 100 años aún queda mucho por caminar, muchas demandas del movimiento feminista aún no se han logrado: igualdad en las condiciones del mercado laboral además de la discriminación de mujeres lesbianas y transexuales.

Y si se han dado pasos tan importantes es porque hubo mujeres que sacrificaron y arriesgaron mucho por estar aquí, por las que lo hicieron, se invisibilizaron y las anónimas, va por ellas esta entrada.

Es inevitable no hablar de la historia de Múnich sin hacerlo a través de las mujeres que fueron protagonistas a finales del siglo XIX y el XX. La historia del Movimiento Feminista o “Frauenbewegung” (Movimiento de las Mujeres) es la historia de una variedad de movimientos y actrices que se solapan y entrelazan entre sí, para mostrar su solidaridad,  celebrar los éxitos juntas y seguir caminos separados. Las demandas políticas de las diversas tendencias dentro del movimiento difieren, a veces de manera significativa, y se mueven entre las civiles y las proletarias, de posturas moderadas a radicales y no olvidando el “queer” feminista. La historia del Feminismo y la lucha de las mujeres por su emancipación no es un proceso continuo y es importante saber y ver los retrocesos y avances a lo largo de los años. Entre la primera y la segunda ola del movimiento feminista hay un paréntesis de doce años de tiranía nazi en donde las estructuras y actividades del movimiento existentes entonces en Múnich fue en gran parte destruidas y muchas de sus protagonistas perseguidas y apartadas.

Las activistas de la segunda ola del movimiento feminista registran su actividad en la década de los años 60 con un declive importante en los siguientes años. Ya en los 90 surgen activistas en lo que podríamos llamar la tercera ola del movimiento feminista en un contexto complejo y en donde se enfrentan a una serie de dificultades muy diferentes. En aquel momento se enfrentan a una reacción antifeminista (o Contramovimiento) y al mismo tiempo se conocen a las activistas de la tercera ola como la generación de madres  (Müttergeneration) o llevarían sobre sus hombros este modo en cómo se las llamaban no  sólo para ser más radicales en las reivindicaciones sino también por ser relevantes desde el  punto de vista social. Las feministas de los 70 y 80 eran, a pesar de sus considerables  logros, así como sus predecesoras y sucesoras siempre una minoría social. Aquí un breve  repaso y en el cual nos hemos dejado un contexto que merecen más que unas extensas líneas y para llegar a ello no hay nada mejor que empezar por el inicio, así que vayamos por  partes rescatando sus figuras más importantes y dándolas un contexto que es clave.

captura-de-pantalla-de-2017-03-01-115357

Autorretrato de las activistas feministas en el Studio Elvira. De izquierda a derecha: Anita Augspurg, Marie Fougere, Lily Brown, Minna Cauer y Sophia Goud Stikker. Una gran impresión de la foto cuelga hoy en la entrada en la concejalía de Igualdad en el 1er piso del Nuevo Ayuntamiento en Marienplatz de Múnich.

La primera ola del Movimiento Feminista en Múnich

En la promoción de Rosa Kempf en 1911 dijo “voy cada día a mi trabajo, desde que fui despedida de la escuela. También tengo que ayudar en casa porque somos muchos hermanos y hermanas y aunque no es trabajo pero resulta muy duro para mí porque no estoy acostumbrada. Desde hace 3 años que trabajo en una fábrica de lavado en donde empecé manejando unas máquinas y desde un año y medio que estoy en la plancha.” El discurso tuvo como título La vida de las chicas jóvenes en las fábrica de Munich”. Estas vidas tienen muy poco en común con las mujeres burguesas  o de clase media en la Munich de 1900. Anita AugspurgLida Gustava Heymann son ejemplos y representantes muy destacadas del movimiento feminista radical  y en donde se aprecia esta diferencia, ambas jugaron un papel clave con su compromiso por el derecho a voto de las mujeres y el movimiento feminista por la paz internacional  y desde una postura económica muy cómoda. 

El Movimiento Feminista es desde el principio un movimiento internacional.

captura-de-pantalla-de-2017-03-01-115439

La imagen muestra a Anita Augspurg (1857-1943; a la derecha) con su compañera Lida Gustava Heymann (1868 -1943; a la izquierda) en el Congreso Internacional de Mujeres por el Sufragio de Budapest en 1913.

Ambas son claves para entender un periodo, muchas veces oculto y otras olvidado, de la historia política y civil de Múnich. Ejemplo y modelo del feminismo burgués radical su trayectoria se vería truncada y hecha cenizas con la llegada al poder de los Nazis en 1933.

Fin de la primera parte.

Fuente: “ThemenGeschichtsPfad” editado por el Ayuntamiento de Múnich.

Envinya, un poco de Granada en Múnich

Hablar sobre Múnich y sus gentes no es nunca fácil, algo muy complejo y que necesitaríamos meses para conocer la trayectoria de las/os que nacen aquí; las del paso de aquellas/os que venimos de fuera o del arraigo de las/os que se quedan y el juego de relaciones que se producen entre la sociedad tan variada que llenan las calles de la capital Bávara.

captura-de-pantalla-de-2017-02-08-095506

Por casualidades de la vida di con una chica (ahora amiga), Mery Díaz. Ella llegó hace 7 años desde Granada y ha hecho de Múnich un proyecto cultural a muchos niveles más enriquecedor ya que proyecta su formación en educación musical, el teatro, la danza y literatura infantil. Además, si no fuese poco, por estas tierras es conocido por ser la voz de una banda metal: ENVINYA.

captura-de-pantalla-de-2017-02-08-094300

captura-de-pantalla-de-2017-02-08-094126

No es la primera experiencia musical de Mery y en Envinya da esa experiencia tras su paso por varias bandas en España y aquí, Alemania. Desde el pop, el rock, heavy o rock progresivo, bandas covers y ahora el metal. Envinya en élfico significa “nuevo comienzo” o “renovación” y en los últimos meses se han colocado en la lista de mejores bandas metal y parece que no acaba aquí ya que desde 2006 que se formó, tras varias reagrupaciones, publicaron una primera demo “The new dawn” (2007), un EP “Beyond the Dark” (2010) y un primer disco de debut “Inner Silence” (2013) con Massacre Records. La gran noticia es que la banda da un paso adelante con la publicación de un nuevo disco “The Harvester” (2016), del cual podéis escuchar un adelanto arriba y con una formación de mucha calidad:

Monika Strobl – Teclados
Mery Diaz Serrano – Voz
Mike Gerstner – Guitarra
Thomas Knauer – Guitarra
Lorenz Henger – Bajo
Enrico Jung – Batería

img_3418

Empezaron ya la gira de presentación del “Harvester” y este viernes, 10 de febrero, en el Garage Deluxe, a partir de las 20:00 hrs., tenemos la oportunidad de volver a poder disfrutar del gran metal melódico de Envinya en Múnich. La magia de Granada en directo.

Spitzweg, el Romanticismo bávaro

La cita artística de hoy pretende rescatar al pintor bávaro Carl Spitzweg que vivió la convulsa, revolucionaria, reaccionaria y fascinante Europa del siglo XIX, uno de los representantes del género más representativo de ese siglo que fue el Romanticismo en Baviera cuando ésta no era Alemania ni formaba parte de un imperio, si no cuando fue monarquía independiente bajo los Wittlesbach.

carl_spitzweg

Carl Spitzweg (1808-1885), Hanfstaengl, Fotographie ca. 1860

Seguramente no esté entre la lista de los artistas románticos por excelencia que diríamos sin pensar como fueron Goya, Friedrich, Géricault, Turner, Delacroix, Alenza, etc., pero sí fue Spitzweg como ellos los que que rompieron y marcaron estilo en el siglo XIX. Su vida ha pasado desapercibida, quizás porque no tuvo una vida tan intensa, marcada por hechos por vicios o escándalos, pero sí por una extensa obra. Puede gozar, a día de hoy, de ser uno de los mejores pintores más importantes de la historia del arte alemán.

Carl Spitzweg nació en Múnich el 5 de febrero de 1808. Estudió en el “Humanistischen Gymnasium” (Alta Escuela Humanística) en Múnich. En 1825, ante la insistencia de su padre, entró en la Farmacia del Doctor Franz Xaver Pettenkoffer donde inició un periodo de formación (tres años como aprendiz y uno como asistente) que habría de durar hasta 1828/29. Paralelamente a esta formación práctica, cursó estudios de Farmacia, Botánica y Química en la Universidad de Múnich.

carl_spitzweg_015

“El Alquimista” – 1860 en la Staatsgalerie Stuttgart

Durante las décadas de 1830 y 1840 ejerció como farmacéutico, actividad que compagina con la de colaborador como ilustrador en  publicaciones satíricas, como la Fliegenden Blätter. Su actividad como dibujante e ilustrador se desarrolla principalmente entre 1844 y 1852. Tras una enfermedad, decide dedicarse a la pintura. Su formación como pintor fue autodidacta. Influyeron en él los paisajistas holandeses del sigo XVII. Había dibujado desde los quince años y había frecuentado los círculos artísticos, pero no tenía la formación profesional  como pintor. Aprendió mucho de los contactos con los jóvenes pintores de paisajes de  Múnich, como Eduard Schleich el Viejo, y realizó sus primeras pinturas al óleo en 1834. Su residencia casi permanente fue su localidad natal, Múnich, que no habría de abandonar en periodos demasiado largos a lo largo de su vida. Desde la ciudad bávara, emprendía frecuentes excursiones por las montañas y pequeños viajes a otras ciudades de Baviera y Franconia. En 1845, viaja a Italia. En 1849 a Praga. En 1851 visitó la Exposición Universal de París. En 1856, se estableció durante un corto espacio de tiempo en Berlín. En 1868, fue nombrado miembro honorario de la Academia de Arte de Múnich. Carl Spitzweg, falleció en Múnich el 23 de septiembre de 1885.

320px-carl_spitzweg_021

“El ratón de biblioteca” (Der Bücherwurm)- 1850, Museum Georg Schäfer- Schweinfurt-

La obra de Spitzweg se compone principalmente de paisajes y cuadros de género, en los que describe de una manera un tanto humorística la vida de la pequeña burguesía. En su obra, cultiva las escenas de la vida rural y ciudadana, así como el retrato de oficios, ocupaciones, etc… En los que el realismo, fantasía y humor se combinan felizmente. Carl Spitzweg fue seguramente el pintor más irónico del período “Biedermeier”. Aunque él era de familia burguesa, mostró en su obra un realismo cómico, una suave, aunque mordaz sátira política, testimonio de un malestar de mediados del siglo XIX.

Muchas obras de las cuales recogemos unas pocas ero sin duda una es la más famosa y la que nos interesa ya que se encuentra en Múnich:

carl_spitzweg_-_der_arme_poet_ehm-_alte_nationalgalerie_-_wga21687

“El poeta pobre” (1839, Alte Pinakothek, Múnich)

El poeta pobre” es la obra más conocida del pintor romántico Spitzweg, uno de los últimos representantes del periodo “Biedermeier”. Cuando se expuso por primera vez, el cuadro recibió bastantes críticas porque consideraban que Spitzweg se estaba mofando del noble arte de la literatura. En realidad, puede ser que se estuviera quejando de la penosa situación económica en la que vivían muchos artistas, aunque con un toque de humor, eso sí. Este pobre poeta no tiene ni un solo mueble en su cuartucho. Se ha desprendido de todo, menos de sus libros, su bien  más preciado. A través de la ventana del fondo, vemos los tejados nevados. Debe hacer mucho frío en esa habitación y como no tiene dinero para comprar leña, ni silla y mesa en las que trabajar, se ha metido en la cama para escribir más calentito. Se protege de las goteras del techo con un paraguas abierto, lleno de agujeros, que ha colgado del techo con unas cuerdas (un apaño poco práctico porque el agua acabará escurriendo por los bordes y  se mojará igualmente). Junto a la estufa, vemos un grueso manuscrito con el título  “Operum meorum fasciculum III”, que probablemente acabará quemando cuando no pueda  soportar más el frío. El trapo roto colgado en el tendal, la botella de vidrio que hace de candelabro, las anotaciones en las paredes, la chistera abollada, el abrigo raído… Y el  hombrecillo concentradísimo, ajeno a toda la miseria que le rodea, con la pluma en la boca y  contando las sílabas de su próxima rima con los dedos. ¿O está aplastando una chinche?

Este ilustre descansa en el antiguo cementerio sur de Múnich, muy cerquita de la parada de “u-bahn” Sendlinger Tor.

carl_spitzweg_grab-1

Tumba de Spitweg en el “Alten Südlichen Friedhof” de Múnich (Gräberfeld 5 – Reihe 17 – Platz 10/11

¿Por qué no me acompañas a la Nueva Pinacoteca de Múnich y profundizamos en su vida, su obra y el contexto de Múnich en el siglo XIX bajo Maximiliano I y Luís I de Baviera?

Y Múnich atrajo a Mozart

Múnich y su relación con la música…cuando las calles nos hablan, sólo basta escuchar.

mozart_munchen

Placa en la Altenhofstr.

No podemos entender Baviera sin la importancia del paso de grandes compositores y Múnich como uno de sus grandes focos y es que durante siglos la dinastía Wittlesbach hicieron de este arte su bandera convirtiéndose en referentes culturales en Europa acogiendo a grandes referentes de la música, dando (y buscando) prestigio y reputación a la Corte. Ya hicimos un breve repaso de otros compositores, como fueron Orlando di Lasso en el siglo XVI (sí, el de la escultura donde se encuentra el memorial a Michael Jackson), que llegaron a ser compositores de Corte y así pudo ser para el que hoy venimos a hablar, y del que no necesita presentaciones a estas alturas: Mozart.

60887-004-31ff910f

Mozart por Johann Georg Edlinger; en la Gemäldegalerie de Berlín

Pudo ser compositor de Corte pero finalmente se quedó sin llegar a ese gran escalón en su carrera profesional (como sí sucederá en su etapa posterior en Viena), no por méritos propios si no porque desde la misma Corte no le consideraron apto para tal prestigioso puesto y es que el Príncipe Elector de Baviera, Carlos Teodoro, vio que Mozart no tenía cualidades organizativas en él y era una característica clave para todo compositor en la Corte de Wittlesbach. No hablamos de una cualquiera, en la segunda mitad del siglo XVIII, la orquesta de la Corte de esta centenaria dinastía era de las mejores en Europa (“Escuela de Mannheim”).

Carlos Teodoro procedía de Mannheim y tras su muerte sin hijos el electorado pasó a la rama Wittlesbach del Palatinado-Sulzbach. La ciudad en la que residía Carlos Teodoro, Mannheim, que ejercía en aquella época como centro de la cultura y la música de toda Europa gracias a este monarca amante de las artes, cambió y fue perdiendo esa influencia ya que la nueva Corte optó por otras ciudades y Mozart se mudó de mala gana a la entonces provinciana Múnich. En este nuevo periodo muniqués Mozart compuso, con motivo de los Carnavales de 1781, una obra de encargo, la ópera “Idomeneo” (que arriba podéis escuchar una interpretación), que se estrenó en el teatro Cuvilliés de la Residenz. Ya se empezó a intuir que Mozart pensaba en otros horizontes y para que se quedara en la ciudad algunos ciudadanos acaudalados de Múnich llegaron incluso a reunir dinero pero de nada sirvió: Mozart se mudó a la más grande y lucrativa ciudad de Viena.

Breve y resumido paso del importante compositor, pero hay mucho por profundizar. Si te gusta la música y Múnich, ¡ven conmigo! Te enseño más.

Las cenizas en Cruz

A finales del 2015 se terminaron las obras de restauración de la iglesia de la Santa Cruz (Heilig-Kreuz-Kirche) en el barrio de Giesing, quizás la reforma más importante tras la reconstrucción que se llevó a cabo en 1974.

small_9707

Si no lo había dicho antes lo digo ahora, el barrio muniqués de Giesing es quizás uno de mis lugares favoritos y de vez en cuando me pierdo por sus calles, algunas de las cuales guardan rincones de encanto e historia, mucha historia. Una de los lugares que siempre tenía pendiente era entrar la gran iglesia que desde muchas partes de Múnich se ve y no es de extrañar ya que se sitúa en la parte más alta de Múnich y si añadimos su torre de 95 metros, hace que únicamente las torres de la Frauenkirche la supere por 4 metros.

heilig-kreuz-kirche2

Giesing, en el siglo XIX, vivió un rápido crecimiento en población y la antigua iglesia quedó muy pequeña para acoger a todos sus fieles. En 1866 el arzobispo Gregor von Scherr asentó las bases de la iglesia, cuya consagración tardó 20 años después en realizarse, un 31/10/1886. El arquitecto no fue otro que Georg Mannpuppe, muy cercano a Luis II de Baviera y que estuvo en los proyectos de la construcción de Neuschwanstein. Durante la Segunda Guerra Mundial las bombas destruyeron todo el techo y vidrieras de la iglesia.

img_2524

Como comenté líneas arriba, tras muchas y necesarias reformas desde finales de 2015 se puede ver la iglesia abierta diariamente (y gratis) hasta las 19:00 hrs. El otro día me pasé por ella y me quedé realmente impresionado por su interior, su luminosidad y selección de ornamentación. Pero de entre todas ellas se me erizó la piel cuando llegué a un Cristo Crucificado, o mejor dicho lo que queda de él, en donde se conserva únicamente las piernas y aún visibles los efectos del fuego, recuerdo de los bombardeos de 1944. Se data en 1463 y fue bendecido en plenas aguas del Isar.

Una buena excusa para acercarse, sin dudas.

El frío, uno más

Enero sigue avanzando despacito dejándonos un frío intenso en Múnich. Desde el 3 de enero que llegaron las nieves dejando una ciudad blanca acompañada de temperaturas que han llegado a los -17 ºC en muchos de los días.

fullsizerender1

Y, cómo no, el escenario es una maravilla aunque muchas veces les faltaría una buena cámara que congelara las más de cientos rincones tan mágicos de la ciudad. Una de ellas, no podía faltar, es ver desde Hackerbrücke la entrada y salida de los trenes de la Hauptbahnhof.

Buen arranque de semana.