Wir Sind Helden (pop-rock, Berlín)

Nos toca quedarnos en casita durante este periodo de Covid-19 y como sé que aconsejar paseos o escapadas resulta poco factible por responsabilidad social y sanitaria, y para no hacerlo más pesado vayamos a lo más ligero que es pasarnos la cuarentena con música, bailando y descubriendo más qué bandas son y han sido un referente en Alemania.

r6luegadngmlk8rxxnuc2

Quiero empezar con una de mis preferidas: “Denkmal” (Monumento), en el mítico festival Rock am Ring de Núremberg

Nos vamos a 2001, cuando la portuaria Hamburgo vería crearse una de las bandas pop-rock que harían mover a todo un país. Con todos ustedes: los Wir Sind Helden (Somos Héroes). Inspirados en el “Heroes” de David Bowie para el nombre de la banda, el cuarteto formado por Judith Holofernes (vocalista y guitarra), Pola Roy (batería), Mark Tavassol (bajo) y Jean-Michel Tourette (guitarra y sintetizadores). ¿Qué tuvo de relevancia esta banda que no tuvo otras en el momento? En realidad no es que aportaran nada nuevo a la escena pero supieron muy bien dar frescura al pop-rock del momento optando incluso por el techno en su primer disco de 2003, “Die Reklamation” (La Queja) donde aparecieron con fuerza y creando muchas espectativas. Del techno-pop quedaría poco en el segundo en donde ya apuntan a más arreglos en sus guitarras y donde empezarían ya a situarse cabezas de lista en Alemania y Austria, era 2005 con “Von hier an blind”.

judith_live_f

Judith en acción

No sólo destacaban por ser un soplo de aire fresco en el panorama si no también por sus letras donde Judith usaba muy bien un lenguaje metafórico y lanzaba dardos comprometidos contra el consumismo, los estereotipos de género o el esfuerzo social  productivo. En Berlín explotaron del todo y muchas personas los relacionaban con la “Neue Deutsche Welle” de los años 80 y sobre todo apostando por el alemán en lugar del inglés. Escuchando “Guten Tag” (Buenos días) de su primer disco los sonidos son más cercanos a lo eléctrico y festivo de los 80, ¿verdad? Con este tema reventaron el panorama allá por 2001 y bien merecido.

Tras la gira del segundo disco se tomarían un descanso regresando con un tercer disco bajo el brazo en 2007, “Soundso”, y en 2010 con su último disco grabado en estudio “Bring mich nach Hause” (Llévame a casa) y tan último puesto que en 2012 la banda anunciaría su separación y punto final. Muchos críticos coincididen en que esta banda aportó mucho a la escena del momento sirviendo como influencia a bandas como Silvermond o Juli, donde muchos ven copias exactas de Wir Sind Helden pero que los catalogan como la “Neue Neue Deutsche Welle” (La Nueva Nueva Ola alemana).

¿Que quedó del cuarteto berlinés? A parte de muchas y muy buenas canciones, podemos seguir la pista a Judith en su proyecto en solitario “Judith Holofernes”, del cual hablaremos en otro momento.

Elijo una última canción para cerrar la entrada de hoy con “Gekommen und zu bleiben” (Llegados/venidos para quedarnos), un tema como declaración de principios.

 

El Filmtheater de Sendlinger Tor en peligro

800px-München_Sendlinger_Tor_1913

Año 1913, fotografía de Sendlinger Tor (Filmtheater a la izquierda)

No es nuevo y parece no tener freno: los viejos espacios culturales en los centros históricos peligran y van desapareciendo a marchas forzadas. Esta vez nos toca un icono del cine: el centenario Filmtheater Sendlinger Tor (1913), perjudicado por las subidas del alquiler actual cuyo contrato termina el próximo 30 de junio y, ni los propatarios del inmueble ni la familia que dirige el cine llegan a un acuerdo.

8f6cedea11a7e146ae_12724557485_94e79dbbb1_k

Fachada con los característicos carteles pintados a mano en el año del centenario (2013)

filmtheater-sendlinger-1-hp

Interior

La sociedad civil y los grandes partidos políticos de la ciudad de Múnich (SPD y CSU) han hecho campaña por la preservación del cine, presionando al ayuntamiento, y uno de los actuales regentes del cine (Oliver Preßmar) ha iniciado una campaña en internet para recoger firmas desde el portal “OpenPetition” y salvar así este “tesoro cultural nacional”. La familia Preßmar lleva dirigiendo el cine desde 1945, ahora es la tercera generación que continúa la tradición de apuesta por la cultura audiovisual con la filosofía de hacer de este cine un lugar de encuentro (Platz der Begegnung), Fritz Preßmar el primero de la familia dándole un uso provisional para el gobierno militar estadounidense, rehabilitando tras los efectos de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

media.media.12d7028c-6bb0-4d23-8325-4229c519852c.original1024

Hablar del Filmtheater de Sendlinger Tor es hablar de los primeros cines de lo que es hoy Alemania, aunque por aquel entonces Múnich era capital del Reino independiente bávaro. Hablamos de cines desde el concepto de arquitectura creada para albergar una gran sala con butacas y escenario. En este blog hemos hablado de otros cines antiguos, que ya los había cuando abrió éste pero eran salas creadas en edificios ya existentes. Éste es el primero creado en conjunto con una arquitectura. El germen de este cine vino de la mano de Carl Gabriel en 1914, que ya había proyectado las primeras palículas en su panóptico en Neuhauser Strasse. Sería junto a Lindner uno de los pioneros que empezaron a apostar por este nuevo concepto de difusión artístico: si en Múnich durante el 1907 había hasta 6 cines y en 1913 el número había aumentado hasta 40. Carl Gabriel decidiría construir el primer edificio teatral representativo de hormigón armado en Sendlinger Tor escribiendo una nueva página de la historia de Múnich y del cine: Sendlingertor-Lichtspiele.

800px-München_Sendlinger_Tor_1915

1913

Screenshot_2020-02-29 Filmtheater Sendlinger Tor - Historie

Imágenes de la década de los años 10

Dicha inauguración sería con la presentación del drama La señora del Nilo (Die Herrin des Nils) el 17 de octubre de 1913 con un acto que eclipsó la sociedad muniquesa, invitando a la “crème de la crème” con invitaciones impresas en oro mandadas días antes a los círculos literarios y artísticos más notables del momento. El nuevo cine arrancó y funcionaba tan bien, siendo su estreno fue de los actos más aclamados por entonces, que hasta el mismísimo rey Luís III de Baviera visitaría el sitio al año siguiente, un 14 de septiembre de 1915, ocupando páginas en revistas y periódicos de la época para sorpresa de Carl Gabriel que le daría aún más notoriedad.

Screenshot_2020-02-29 Filmtheater Sendlinger Tor - Historie(1)

Visita del rey bávaro Luís III al Filmtheater de Sendlinger Tor

A partir de 1928, Carl Gabriel iniciaría otros proyectos, como showman en espectáculos incluso del mismo Oktoberfest, relegando el uso del lojoso Filmtheater a la productora UFA. Recalcar que tras la crisis de la Primera Guerra Mundial a todos los niveles, los fuertes castigos y sanciones del Tratado de Versalles, la inestabilidad política y el ascenso del Nazismo en Alemania, se reflejaría en un resentimiento del cine en aquel periodo. Un detalle en este ámbito sería la aparición del sonido en el cine y que aquellos años estuvieron marcados por los éxitos en películas sonoras como “El ángel azul” con Emil Jannings y Marlene Dietrich o las versiones cinematográficas de “Berlin Alexanderplatz” o “Dreigroschenoper” de Brecht. Comedias cinematográficas con Hans Albers “Grosse Freiheit Nr.7” y Heinz Rühmann “Quax, the Bruchpilot” o “Die Feuerzangenbowle”, operetas y revistas con Zarah Leander, así como películas en color opulentas como “Münchhausen”. El internacional estuvo muy presente, como el cine clásico de Hollywood estadounidense que alcanzó su primer punto álgido de la “edad de oro” alrededor de 1939 con películas como “Gone with the Wind” o “Citizen Kane” con estrellas como John Wayne, Cary Grant o Errol Flynn.

Screenshot_2020-03-03 Filmtheater Sendlinger Tor - Historie

Tras el fin de la guerra y del Nazismo, la familia Preßmar tomará las riendas de la gestión. Mientras duraba la ocupación militar norteamericana es particular destacar que el 40 % de las proyecciones eran estadounidenses y se veían aún con los destrozos del cine, quedan imagenes de personas con abrigos de invierno mientras se colaba el frío por los agujeros, hasta que se reconstruyó por completo y se viviía un periodo dorado hasta la década de los años 60 y 70, que se vivió una decaída drástica de las visitas cinematográficas en la República Federal de Alemania. Esta crisis trajo la quiebra de productoras de cine como la UFA, coincidiendo con la aparición de los hogares de la televisión y otras alternativas de ocio. Independientemente de esto, el cine Sendlinger Tor celebró su 50 cumpleaños el 18 de octubre de 1963 con el estreno de “Das Haus in Montevideo” en presencia de Heinz Rühmann.

Screenshot_2020-03-03 Filmtheater Sendlinger Tor - Historie(1)

Durante los años 80 el cine vivió estrenos clásicos apostando cada vez más por películas internacionales como “Top Gun”, “Indiana Jones”, “Beyond Africa”, “Beverly Hills Cop”, “Dirty Dancing”, “The Jungle Book”, “Rainman” o The James Bond, no olividando las películas de Disney. Pero también importantes producciones alemanas como “Berlin Alexanderplatz”, “Das Boot”, “Die infinite history”, “Momo”, “El nombre de la rosa”, las películas de Otto, Polts “One speak German” o comedias como “Men” que fueron éxito de  taquilla alemana en los años 80. Aún así, los números de asistencia al cine no fueron mejores y seguían decayendo debido a las cadenas de televisión privadas recién fundadas y el nuevo medio de cintas de video.

Con la llegada de los 90, el fin de la Guerra Fría y la Reunificación alemana, se vivió un repunte en la asistencia a los cines. Recordamos los éxitos de cintas internacionales como “Pretty Woman”, “Club of Dead Poets”, “Kevin – Alone at Home”, “JFK – Escena del crimen Dallas “,” El Rey León “,” 4 bodas y una muerte “. Pero el cine alemán estuvo muy presente llenando salas con títulos como “Solo entre mujeres”, “Maquillaje eliminado”, “El hombre en movimiento” o “Schtonk”; Grandes éxitos fueron también las películas de Joseph Vilsmaier “Herbstmilch” o “Rama dama”.

Screenshot_2020-03-03 Filmtheater Sendlinger Tor - Historie(2)

Para terminar, el cine se renovó en 1997 y lucieron llenos con películas como “Notting Hill”, “Kundun”, “The Bridges on the River”, “Rendevous with Joe Black”, “Bridget Jones”, “My Big Fat Greek Wedding” y muchas películas alemanas como las películas de Vilsmaier “Comedian Harmonist” y “Bergkristall” o “Rossini” de Helmut Dietl o los éxitos de “Schwere Jungs” de Rosenmüller. Especialmente desde la apertura de los multicines Mathaeser de Karlsplatz, en 2003, Fritz Preßmar ha estado tratando de preservar este cine como un testigo contemporáneo de casi 100 años de la historia del cine y el cine en Alemania.

Confiemos en que se preserve este icónico lugar en Múnich y ¡VIVA EL CINE!

 

La otra Salzburgo, parte III

Como dije al inicio: dentro de una ciudad hay tantas cuidades como encuentres tú, tantas ciudades como quieras hacerlas tuyas. Y Salzburgo tiene muchas “Salzburgos”. Nos habíamos quedado descansando después de una buena jupa caminando y tomando un rico café junto al pequeño kiosko cafetero del “Mozartsteg”, el puente de estilo modernista, que nos llevará a cruzar al otro lado del río Salzach. Hoy seguiremos paseando en la otra parte, seguramente la más desconocida del centro histórico de Salzburgo. Caminamos hacia otra joya histórica como es la calle “Steingasse”.

Screenshot_2020-01-18 Google Maps

Nos remontamos prácticamente a 2000 años atrás para entender la importancia de la actual Steingasse cuando siendo la entrada sur de la Iovavum romana, al margen derecha del Salzach, era la vía comercial y de comunicación más directa con los Alpes y los territorios del imperio romano (actual Italia). Es una calle especial, conservando aún ese aspecto medieval y se puede disfrutar caminando sin ese ajetreo, sin esa masificación, del sonido de tus propios pasos por la arquitectura del siglo XIV, del XV hasta el XIX (que eran lujosos palacios en su interior, muchos de ellos aún conservan los patios) y que da lugar a establecimientos de comercio local, estudios de arquitectura, bares singulares y pequeños locales donde comer: una vez acogería diferentes gremios artesanos, todo aquella función comercial desapareció tan importante desapareció en favor de otras calles de la ciudad. A este punto te habrás dado cuenta de que caminamos a los pies rocosos de la “Kapuzinerberg”, la montaña que hoy subiremos para tener otra de las mejores vistas de la ciudad. La Steingasse, incluso, es escenario para artistas callejeros y donde podrás conocer más sobre el Street Art.

Te recomiendo pasear por ella cuando llega el atardecer y las farolas dibujan a la noche formas que te atrapan en su historia antigua.

steingasse-salzburg-1

Steingasse

IMG_1783

Street Art del colectivo Jana & JS

Poco a poco daremos con la entrada medieval a la ciudad vieja, la “Inner Tor”.

inneres-steintor-in-der-steingasse_7772

Inner Tor

Una vez pasada la “Inner Tor” nuestros pasos nos llevarán al “DAS KINO“, el cine por excelencia de Salzburgo, un lugar al que iba muy a menudo además. La desaparición de los cines históricos es una tragedia cultural que borra huellas en las ciudades que nos hablan del papel que desempañaban en su momento de apertura, por fortuna Das Kino resiste y quienes aman el cine y la cultura lo defienden llenando sus salas a diario práticamente. En la entrada anterior sobre Salzburgo hablaba del cine más antiguo en uso, el Mozartkino, éste es el segundo más antiguo en uso. Das Kino es el CINE que realmente juega un papel fundamental en la vida cultural/intelectual de la ciudad. Si bien el Mozartkino apuesta por películas comerciales que puedes encontrarte en los centros comerciales, Das Kino es el que apuesta por títulos menos comerciales no sólo austríaco o alemán si no por aquellos de diferentes partes de Europa o de países asiáticos, africanos, incluso hispanos ya que incluso hay una semana al año donde este cine acoge un festival de cine en español. Es un buen sitio para ver a menudo buen cine con subtítulos. Son cines muy vivos, es común encontrarte con presentaciones en donde acuden directoras/es, actrices, etc., y si añadimos los bares que hay en torno al cine esto hace que sea un lugar interesante de encuentro social.

20181122_182551

A escasos metros de Das Kino encontraremos unas escaleras con un Cristo crucificado que impresiona. Bien, esas escaleras que debemos subir y que nos llevarán a lo alto del Kapuzinerberg, la montaña que acoge el monasterio fransciscano de capuchinos.

steingasse_aufgang_imbergstiege_003419061

Screenshot_2020-01-18 Google Maps(1)

Tómate la subida con calma, son muchas escaleras, pero en el camino podrás descansar si lo necesitas sentándote o visitando una de las joyas escondidas de la ciudad, una pequeña iglesia del siglo XIV: “St. Johannes am Imberg”, San Juan en Imberg y dedicada a San Juan Bautista.

Screenshot_2020-01-18 Imbergstiege stairs, Salzburg, Austria — by Jan Venter

St. Johannes am Imberg cogiendo altura en Kapuzinerberg

IMG-20190125-WA0017

Rincones de la Imbergstiege, ya queda poco para llegar

Estas escaleras rodean parte de la muralla defensiva del monasterio capuchino de franciscanos. Llegaremos a 636 metros de altura, es el punto más alto de Salzburgo, en donde los mismos bastiones de la muralla a día de hoy nos permiten disfrutar de unas vistas panorámicas geniales y poco turísticas, además de la orientación tienes sol durante toda la primavera y el verano. Es un lugar perfecto para desconectar, leer o ver atardecer. El monasterio y el claustro son visitables y fue esta orden que eligió este castillo medieval como lugar de asentamiento religioso. Es una de las partes más antiguas de Salzburgo, los arqueólogos han dado con asentamientos neolíticos bajo el castillo.

Stefan_Zweig_Kapuzinerberg_Salzburg

En frente a la entrada encontrarás una escultura dedicada al escritor Stefan Zweig, que pasó parte de su vida en Salzburgo y tuvo que exiliarse por el avance del Nazionalsocialismo, al que era contrario. En esta parte de la Kapuzinerberg tuvo su residencia. Recomiendo sus libros.

Llega la hora de bajar a la ciudad, lo haremos por otra calle (Linzer Gasse) pasando por seis estaciones del Sendero de la Cruz, que representan la Pasión de Cristo. Hay un pequeño monumento a Mozart, el cual marca el lugar donde se dice que compuso la ópera de La Flauta Mágica. Llegamos a la Linzer Gasse, la calle comercial más importante de esta parte del centro histórico de Salzburgo, con cierta semejanza con la Getreidegasse. Ya queda poquito para terminar el paseo de hoy, aún quedan un par de lugares que quisiera visitar. Esta parte de la ciudad, para mí, es la más interesante a nivel de vida social: cines, bares, restaurantes, cafeterías, pequeñas salas de conciertos, etc., es donde la gente local se encuentra lejos de esa Salzburgo exclusiva para turistas y evitando precios altos. Te aconsejo perderte por sus callejuelas.

depositphotos_71557939-stock-photo-st-sebastians-cemetery-salzburg-austria

Cementerio de San Sebastián

Hay un sitio que te hace enmudecer, siguiendo la Linzer Gasse llegaremos a la iglesia de San Sebastián (St. Sebastiankirche), ya impone a medida que vas subiendo la calle. Lo que uno no se espera es que acoja uno de los claustros convertidos en cementerio más interesantes de la ciudad. Este cementerio, al cual se accede por un lateral y cierra a las 18:00 hrs., y gratis, es lugar donde se enterraron personajes ilustres de la ciudad (al igual que el cementerio de San Pedro) como la familia Mozart o el médico, astrólogo y alquimista Paracelso. Está fechado en el año 1511 y la iglesia (del 1522, reformada durante el barroco) se construyó tras una fuerte epidemia de peste en donde muchos enfermos se trataban aquí, incluson fueron los primeros en ser enterrados pero que después sería exclusivo para la élite social de la ciudad.

Academy Bar_Academy Bar

Bar Academy

Screenshot_2020-01-18 Google Maps(2)

Tras visitar un cementerio, coger aliento uno necesita darse una alegría y a estas horas imagino que estaréis cansados tras el paseo y llega la hora de tomarse un descanso. Vamos a ir terminando esta entrega, y la penúltima que haré sobre Salzburgo, con un bar/café, uno de mis favoritos: el Academy. Forma parte del edificio que acoge un teatro muy interesante: el Toihaus, ed decir: nos movemos siempre en una ciudad que respira cultura y arte en cada una de sus calles y lo más interesante: lejos del Clasicismo, lejos de Mozart y que a su vez van de la meno y es una espiral que se alimentan y que la ciudad sigue adelante sin parar. Tomaros una rica cerveza Stiegle en el Academy, que disfrutaís de los conciertos que a veces se hacen ahí y brindad con los que estén cerca de vuestra mesa, algo muy normal con los austríacos.

Si miráis el mapa veréis que a pocos metros llegaríamos al Palacio de Mirabell, es decir: hemos cerrado el círculo desde donde habíamos empezado a conocer esta interesante ciudad. Me queda una última entrega sobre la ciudad pero será nocturna, canallita pero que caminaremos de igual modo para perdernos en una Salzburgo que, aunque no lo parezca a veces, no duerme.

Y por diciembre llegan las mariposas

Quedan ya muy poquitos días, compas, no sólo para que acabemos con este 2019 si no también para ser partícipes de uno de los eventos anuales que sólo se tienen por el tiempo de 3 meses: la eclosión de las mariposas tropicales.

papilio_02

Este fenómeno natural se lleva a cabo en la Wasserpflanzenhaus, del “Botanischer Garten” (Jardín Botánico) de Múnich, a escasos metros del palacio de Nynphemburg y únicamente se podrá caminar por la Casa de las plantas acuáticas rodeadas/os de exóticas mariposas, de todos los tamaños, colores y formas desde el 20 de diciembre al 15 de marzo de 2020.

gewaechshaus-bot-garten

Screenshot_2019-12-19 Online-Karte Botanischer Garten München-Nymphenburg

Se cuantifica un total de 400 mariposas, de 40 especies diferentes, eclosionan del capullo en su forma final. Que sea tropicales nos indican las condiciones recreadas en este invernadero, llegando a casi 30º de temperatura. El poder disfrutar del espéctaculo de la eclosión de las mariposas tropicales ha sido siempre para mí una de las mejores experiencias en Múnich, caminar entre ellas, muchas de ellas posándose en ti y te acerca al conocimiento de fauna y flora de los países del Trópico.

wasserpflanzen2

Un consejo que te doy es ir a primera hora, cuando normalmente eclosionan de los capullos, y también porque hay menos gente. Durante el dia hay biólogas/os que responden a las preguntas que una/o tenga y donde se hacen talleres para acercarnos al conocimiento de este ser tan especial.

Los días 24 y 31 de diciembre el Jardín Botánico está cerrado, tenerlo en cuenta. El resto de días se abre desde las 09:00 hasta las 16:00 hrs., a partir de febrero cerrará a las 16:30 hrs.

Visitar la muestra de las mariposas tiene un precio de 4,50 €, siendo de 6,50 € si visitas también el Jardín Botánico. Las/os menores de 12 años acompañadas/os de un/a adulto/a tiene la entrada gratuita.

Salzburg, parte II: Nonntal

A lo escondido de lo conocido. Al lío.

Retomamos nuestro paseo por Salzburgo, la primera parte fue un aperitivo para meternos hoy de lleno en el corazón de la ciudad. Nos habíamos quedado caminado sobre la roca del Mönchsberg con la espectacular panorámica de la ciudad, entre el bosque y dirección al Festung, la fortaleza sobre la ciudad. Sólo en dirección al Festung porque no llegaremos a él porque antes de atravesar la muralla medieval (Bürgerwehr, abajo en la foto) cogeremos unas escaleras para bajar y volver al centro histórico.

33095331158_9e62b42ab3_b

Screenshot_2019-10-04 Google Maps

20181116_134241

La “Sigmundstor”/”Neutor” en la Monchsberg, túnel que nos lleva al centro histórico

Bajando, desde aquí, se ven los Alpes con el emblemático pico Untersberg, el aeropuerto de la ciudad y al fondo Alemania que dista a tan sólo 5 kms. En esta parte del centro viví yo y una de las partes que más me impresionaban cada día era pasar diariamente por el túnel que cruza el Monchsberg y que puede dar cierta claustrofobia al inicio pero que es muy cómodo. Este túnel es llamado “Sigmundtor” (Puerta de Sigmund), o “Neutor” (Puerta Nueva), que abría por el oeste (barrio de Riedenburg) la ciudad. Hasta entonces Salzburgo era “abrazada”, protegida por el abrigo del Monchsberg desde el asentamiento celta y cuando estuvo bajo ocupación romana, momento en que Salzburgo era llamada “Iovavum”. Es el túnel de carretera más antiguo de Austria, realizado en el siglo XVIII. Es muy traficado este acceso al centro histórico, más aún cuando en él existe un aparcamiento y el acceso directo al “Festspielhaus”. Cruzarlo es muy cómodo ya que existe el túnel para peatones y ciclistas, totalmente separados del de coches y autobuses. Una vez cruzado, a la izquierda, conoceremos una de las joyas de la ciudad: la “Pferdeschwemme”, fontana monumental barroca de finales del siglo XVII para el baño de los caballos del príncipe-obispo Johann Ersnt Graf Thun y que está protegida como monumento.

1569_-_Salzburg_-_Marstallschwemme_Pferdeschwemme

La “Pferdeschwemme (Hofmarstallschwemme)”, la “Sigmundstor” a la izquierda, bajo la “Monchsberg”

Screenshot_2019-10-04 Google Maps(2)

Justamente al lado de esta fontana existe una joya oculta: el Museo del Juguete y Museo Histórico de Instrumentos musicales. No sólo por el tipo de museo, más que interesante, si no también por el lugar donde está alojado: el “Bürgerspital”, un antiguo hospital medieval reformado posteriormente que conserva aún las arcadas barrocas.

29653

Detalle del patio interior del antiguo Bürgerspital, hoy Museo del Juguete

Screenshot_2019-10-04 Google Maps(3)

Tras visitar el “Bürgerspital” iniciamos ya nuestro paseo para conocer el barrio que hoy propongo: NONNTAL. De camino a Nonntal hay un par de paradas que quiero hacer antes y que son de mi debilidad, quizás tres. Para llegar a Nonntal hay que cruzar el barrio de la Catedral (Dom) y antes pasamos junto al “Festspielhaus”, la Casa de los Festivales de música clásica y canto lírico de Salzbugo. Un enorme complejo de salas construídas para albergar uno de los festival más importante de Europa, todo ello excavado en la roca del Mönchsberg.

1280px-Großes_Festspielhaus-Salzburg

El “Festspielhaus” a la derecha, al fondo el campanario del monasterio de San Pedro y el “Festung” en lo alto

Dejada atrás la “Festspielhaus” daremos con una plaza con varios puestos de comida y artesanía. Imagino que a este punto empezará a entrar un poco de hambre y una de mis debilidades es degustar el clásico “Bosna”, dos salchichas especiadas con cebolla cruda y curry, y acompañado de una cerveza Stiegl: pausa perfecta.

20181207_121820

Continuamos, una vez cargados de energía, nuestro paseo. La próxima parada será un monumento UNESCO, como lo es la ciudad de Salzburgo, muy poco visitado para su importancia dentro de las rutas clásicas en la ciudad. No olvidemos que nos encontramos en el barrio de la Catedral (Domviertel) y éste incluye tanto la iglesia más importante como monasterios y conventos de distintas órdenes religiosas, una de ellas en la de los franciscanos y visitaremos su iglesia: Franziskanerkirche.

Franziskanerkirche_Salzburg_Gewölbe

Cubierta gótica (1450) de la iglesia franciscana

Esta iglesia (cuyo origen nos lleva al siglo VIII d.C.) es el mejor libro de historia del arte, conservando en su interior parte de la arquitectura románica, gótica, renacentista, barroca, rococó y neo-gótico. Tras visitarla propongo ir a Residenzplatz, donde tendremos una fantástica vista de la Catedral, el Festung y la lujosa Residenz.

IMG_E0362

Vista desde la Residenzplatz durante los últimos Weihnachtsmarkt de Salzburgo

A un extremo de la plaza, donde se encuentra el Museo de la ciudad (Salzburg Museum, cuya visita merece realmente la pena) existe un memorial que quiero destacar en este paseo. Una urna representa un libro y una fecha: 30 de abril de 1938.

IMG_9969

La Quema de Libros fue el gran ataque cultural que cometió el régimen Nazi, iniciándolo en diferentes ciudades alemanas el 10 de mayo de 1933, contra aquello que fuera una amenaza contra el espiritu alemán y ya fueran escritores judíos, comunistas, pacifistas y de opositores al Nazismo. Una vez que Austria fue anexionada a la Alemania nazi, marzo de 1938, en esta plaza céntrica de Salzburgo fue lugar de quema de libros por colaboradores del Nazismo, profesores, estudiantes de la Universidad. Obras de Stefan Zweig o Max Reinhardt fueron devoradas por las llamas.

Screenshot_2019-10-09 Iglesia de los Franciscanos

Y seguimos caminando hacia al este de la ciudad, donde poco a poco verás que ya la masa de turistas queda atrás. Nonntal queda cerca y entramos en zonas del centro de Salzburgo más locales. En torno a la Pfeifergasse y la Chiemseegasse recomiendo perderse si buscas callejear, sentarte en bonitos cafés y calentarte con un buen té si hace frío. Si tienes hambre, en esta zona se encuentran mis dos tabernas favoritas: la Zwetller’s o la Zirkelwirt, estupenda atmósfera, acogedoras, buena cerveza y por un precio más que razonable encontrarás excelente comida típica.

Mozartkino_Salzburg_-_Römersaal

Mozartkino, en la Kaigasse 33

Y lo que una/o no puede imaginarse es que tendrás la oportunidad de pasar junto al cine más antiguo de Salzburgo (y entre los más antiguos de Europa), el Mozartkino. Aún en uso (desde 1905), podrás ver películas contemporáneas como clásicas.

Screenshot_2019-10-04 Google Maps(5)

Vamos cerrando la entrada de hoy con el barrio de Nonntal, a los pies de la Festung y del monasterio Nonnberg. Barrio universitario y escolar por excelencia, aún conserva el trazado antiguo de sus calles a los pies de la Mönchsberg si te pierdes (consejo que te doy) por Nonntaler Haupstra

ARGEkultur-Außenansicht-2013-c-Johannes-Amersdorfer-1024x702

Fachada del ARGEkultur

Screenshot_2019-10-04 Google Maps(4)

_DSC5731

El puente Mozartsteg

we-love-coffee-mozartsteg-900x601

We Love Coffee in Salzburg

Hasta pronto

Marienhof, arqueología en el corazón

Múnich se encuentra inmersa en los trabajos de ampliación de las vías de la “U-Bahn” y “S-bahn” (2. Stammstrecke) de la ciudad y que “paralizarán”, por consecuencia, la vida en los próximos años (se prevee que terminen las obras en el 2026) debido a esta colosal transformación que desde hacía tiempo se necesitaba para la modernización en infraestructuras.

marienhof_frauenkirche_20150310-_LM_7093 (1)

Marienhof con el Neues Rathaus a la izquierda y la Frauenkirche al fondo

Cómo no, Marienplatz y la zona del centro histórico no escapan a la modernización de las infrastructuras subterráneas y esto ha hecho que el subsuelo nos hable del pasado de la ciudad. Desde 2011 se han llevado a cabo trabajos en la zona posterior de Marienplatz, en el actual parque llamado Marienhof (entrada a la estación de S-Bahn y Ubahn, que será remodelada), que han sacado a la luz restos de viviendas de época medieval, acompañados de restos cerámicos y vidrio, además de cuero. Esto nos dice mucho de la vida cotidiana de la ciudad antigua. No sólo si no también huesos animales y restos de plantas, ejemplos clave para conocer la dieta usadas.

csm_ausgrab1g_de5aaba05c

Vista aérea de Marienhof donde se aprecian los trabajos de excavación arqueológica.              Foto: Bayerisches Landesamt für Denkmalpflege

csm_ausgrab2g_7a229162f7

Hallazgo de letrinas y pozos en las excavaciones

En la foto superior vemos el hallazgo de letrinas (enlace al artículo sobre los análisis forenses de los hallazgos animales) y su documentación posterior. Esto es importante por la cantidad de información sobre la alimentación de la población a finales de la Edad Media. Como por ejemplo si se comía carne, como así indican las investigaciones, y en concreto de res. Más adelante sería usado el cerdo como fuente de alimentación, además de oveja y cabra. La carne de caballo era prácticamente tabú como indica el arqueozoólogo Ptolemaios Paxinos. También es interesante nombrar el hallazgo de restos de ancas de rana y peces (dada la proximidad del Isar), gatos, perros y pájaros.

Todo cuanto se ha encontrado (tanto los objetos como los inmuebles) ha pasado automáticamente a estar protegidos como “Bodendenkmal”, área monumental. Se llevaron a cabo procesos de documentación y aseguración del yacimiento (ahora cubierto) porque es una pieza importante del pasado medieval de la ciudad. No era la primera vez que se realizaban excavaciones en este lugar, ya en 1989 se hicieron prospecciones ya que tras las destrucciones de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial quedaron muchos edificios destruídos o en mal estado. Anterior a la 2GM en este lugar existía un edificio de periodo medieval y casas adosadas al edificio con tiendas, una clínica médica y despacho de abogados. Los bombardeos aliados de la noche del 18 de diciembre de 1944 acabaron destruyendo toda esta zona, muchos edificios en ruinas permanecieron décadas así hasta que se limpió la zona quedando como está en la actualidad.

Tras la 2GM este solar fue utilizado como aparcamiento para coches, y con la llegada de los Juegos Olímpicos de 1972 se realizaron los accesos a la estación de U-bahn y S-bahn además de colocarse paneles informativos de los Pabellones olímpicos.

archaelogie_ausgrabungen_2011_2012

archaelogie_archaeologin

Los resultados de la investigación fueron recogidas en el proyecto “Archäologie München” y expuestos en el Museo Arqueológico de Múnich, que desde el 29 de noviembre de 2017 se puede visitar, por lo que la pregunta es ¿vamos, no?

Cro, el panda del rap

Cambiamos la distorsión, esta vez, por las bases y las rimas, para hablar del rapero, cantante y productor musical alemán más popular de los últimos años: CRO.

16110733_304

Caracterizado por llevar siempre la máscara de un oso panda, Cro surge en la región de Baden-Wurtemberg pero en su Mutlangen natal él es Carlo Weibel. Ya desde muy joven empezó a formarse en diseño y a aprender a tocar el piano y la guitarra, con tan sólo 19 años (en 2009) produjo sus dos primeras maquetas “Trash” y “Meine Musik”, casi nada. En 2011 llamó la atención de muchos músicos del mundo del Rap, tal fue el caso del rapero Kaas que hizo posible que el sello independiente Chimperator Productions financiara su primer single. Así fue cómo presentó “Easy”, tomando la base del clásico “Sunny” de Bobby Hebb. Tuvo tanto éxito (y eso que no sale en el videoclip) que la multinacional Universal Music produciría su primer disco.

Así llegaría su gran disco “Raop” (2011) llegando a ser número 1 de ventas en Alemania y Austria. Recibió el premio “Álbum del año 2012” para MTV, un Premio Bambi en la categoría de “Mejor artista pop”,y dos Premios Echo 2013 en “autor de rap” y “artista revelación”.

El 6 de junio de 2014 lanzó su segundo trabajo Melodie. El sencillo Traum (“Sueño”) fue número 1 en las listas de Alemania, Austria y Suiza en la primera semana. Este rapero se caracteriza por bases listas para bailar y letras que busquen la sencillez y el buen rollo, rozando lo naif. El hecho de que lleve tal popular máscara es, según el artista, ocultar y proteger lo máximo posible su privacidad en el día a día. Así lo comenta él en la entrevista que hizo para el medio alemán DeutcheWelle en castellano.

R-7048220-1441277686-3463.jpeg

Por nuestra parte sólo nos queda bailar sus pegadizas bases, mejorar nuestro alemán y aprovechar para verle en sus multitudinarios directos.

Oskar Maria Graf, el rebelde escritor bávaro

Convivir con Múnich y conocerla es ir más allá de su formología, es trascender a su día a día y verte, sin querer, atrapado en su historia para formar parte de ella. No soy nada mitómano y las ciudades no son más que quien la viven y las/los que la han vivido y ha dejado su huella. Oskar Maria Graf dejó huella en Múnich y la continuaría cultivando en el exilio. La dejó en forma de palabras dándole a su Baviera natal, y a un inconformismo como signo de identidad, una trascencia única. Él fue uno de los bávaros que más trascendieron en la primera mitad del siglo XX.

 

Oí hablar de él tras casi tres años desde que llegué a Múnich y fue en la Literaturhaus (Casa de la Literatura) cuando fui a un encuentro de Almudena Grandes. Allí vi los carteles sobre una exposición retrospectiva sobre el escritor bávaro, él siempre con su Lederhosen (pantalones de piel tradicionales) y su mirada desafiante, algo nostálgica. A Graf le perdí la vista, me apunté en mi libreta su nombre para investigar más sobre él. En espera hasta septiembre, no sabía que la historia de este escritor volvería a aparecerme hasta que visité el fantástico lago de Starnberg un día libre en el trabajo. Yo seguía las pistas del trágico final del rey bávaro Luís II y conocer la capilla en su memoria a orillas del lago, ambos en la localidad de Berg, donde dos cruces marcan el hallazgo del cadáver de Luís II y la capilla. Casualidades de la vida, donde sería el fin de uno de los personajes más particulares de Baviera sería el lugar de inicio de otro. En este pequeño pueblo me encontré, caminando hacia el lago, con una Stüberl (taberna tradicional bávara) donde hice una parada para tomar una cerveza. Sorpresa, una Stüberl llamada Oskar Maria Graf y que fue, ni más ni menos, la casa donde él nació.

omg_grafhaus

omg_grafhaus2

Pintura con la icónica imagen de Oskar en la fachada de la Stüberl

Aquí nació Graf en 1894, un 22 de julio, en el seno de una familia humilde. De padre panadero (Max Graf) y madre campesina (Therese), Oskar pudo terminar sus estudios primarios pero tendría que empezar a trabajar en la panadería familiar cuando su padre murió y que su hermano mayor decidió encargarse de ella para llevarla adelante pero sus enfrentamientos con Oskar le llevarían a éste a abandonar el trabajo familiar, hacer la maleta e irse a la capital (Múnich) para dedicarse a su pasión: la escritura. Tenía 17 años y sus primeros trabajos para ganarse la vida serían de cartero o ascensorista hasta que poco a poco pudo entrar en contacto con la vida boheme del barrio muniqués de Schwabing, sobre todo con intelectuales anarquistas y círculos expresionistas, muchos contactos que le permitirían empezar a producir sus primeros poemas en la revista “Die Aktion” en 1914.

1920px-Schreibtisch-oskar-maria-graf

Escritorio de Graf expuesto en Monacensia, Múnich

Todo cambiaría cuanto estalló la Primera Guerra Mundial, el 1 de diciembre de 1914 Oskar es llamado a filas y entraría en combate con una división bávara en Prusia oriental y en Lituania. En el frente pudo publicar escritos a través de “Die Freie Straße”. Sería castigado por haber rechazado una orden militar y sería ingresado en un hospital mental, expulsado días más tarde del servicio militar tras una huelga de hambre. En 1917 se casaría con Karolina Brettling y que tendrían una hija, Annamarie. Esta relación no iría bien y se separaron en el mismo año. Graf sería arrestado por haber participado en una huelga de trabajadores de una fábrica de armamento y nuevamente en 1919 por haber participado en los sucesos de la Revolución bávara y donde pudo acabar en la cárcel si no hubiese sido por la ayuda de Reiner Maria Rilke. En este año empezó a vivir con su nueva pareja, la judía Mirjam Sachs.

800px-Schrimpf,_Georg_-_Portrait_Oskar_Maria_Graf_-_Google_Art_Project

Retrado de Graf por G. Schrimpf en 1927

Oskar-Maria-Graf

Llegaría un momento clave en su vida, al año siguiente (1920), cuando empezaría a trabajar como dramaturgo en el teatro “Die neue Bühne” hasta conseguir con su ópera autobiográfica “Wir sind Gefangene” (Nosotros somos prisioneros) en 1927, el éxito literario que le haría posible dedicarse de entero a ser escritor. Al año siguiente publicaría el “Dodecamerón bávaro”, una colección de relatos satíricos y eróticos. El ascenzo del Nazismo le pillaría en Viena cuando presentaba su libro, el 17 de febrero de 1933, e iniciaría su exilio voluntario. Un dato interesante es que de inicio sus libros no estaban entre los libros que los Nazis quemarían si no que su lectura fue aconsejada por el Régimen. El 12 de mayo publicaría en el “Wiener Arbeiterzeitung” (Periódico del trabajador vienés) un artículo que pasaría a la historia animando a que sus libros fuesen quemados antes que estar del lado nazi en solidaridad con el resto de escritores alemanes y aústricos (muchos de ellos judíos):

Quemadme! después de toda mi vida y después de todo lo que he escrito tengo el derecho de pedir que mis libros sean lanzados a la pureza del fuego antes que terminar en las manos llenas de sangre de personajes con mentes enfermas. Quemad las obras del espíritu alemán! Eso será indestructible, como será indestructible vuestra vergüenza“.

No quería ser símbolo ni referente del nuevo espíruto alemán.

Lesung_Oskar_Maria_Graf_1933-05-28_in_Wien_OeNB_15883980

Su legendario artículo “Quémenme”

Al año siguiente, en 1934, sus libros serían quemados en el patio interno de la Universidad de Múnich en un acto organizado únicamente para condenar a Graf y sus obras que serían prohibidas además de que el 24 de marzo se le quitaría la ciudadanía alemana. En su exilio vivió en Brno (por entonces Checoslovaquia) y en Nueva York, pasaría a la historia donde escribiría su obra más conocida: “Das Leben meiner Mutter” (La vida de mi madre) de 1940, reflejando en sus líneas la nostalgia y cargado de denuncia, incluso alabado por Thomas Mann. En Nueva York se encontraría con muchos de los alemanes exiliados del Nazismo como el dramaturgo Bertold Brecht. Graf sería presidente de la German-American Writers Association y publicaría en la revista judeoalemana “Aufbau”. En 1957 se le concedería la ciudadanía estadounidense donde moriría el 28 de junio de 1967. En sus últimos años escribiría muchos relatos, poemas, novelas y artículos en publicaciones estadounidenses y alemanas.

4422518801_be1ff368fd

Bertold Brecht y Graf en Nueva York, 1943

800px-Oskar_Maria_Graf

Tumba en el cementerio de Bogenhausen

Salzburgo, algo diferente I: Mülln

Mucho se ha hablado sobre Salzburgo, innumerables guías proponiéndonos (o casi obligándonos turísticamente, a visitarla) las mismas rutas en la joya alpina. No vengo a escribir sobre Salzburgo con los mismos puntos para conocerla, todo lo que se ha escrito es lo que puede verse y visitarse así que intentaré aportar algo diferente. He pasado los últimos meses viviendo en ella y eso te lleva a conocerla más a fondo (y eso que era muy escéptico al inicio en cuanto a que Salzburgo podía sorprenderte más allá de ser una “ciudad de un sólo día”). Sí, cambié temporalmente Múnich por Salzburgo por un proyecto arqueológico en el mismo centro histórico y fue una oportunidad que no podía rechazar. Quien la haya visitado sabe de sobra que Salzburgo a pesar de su tamaño reducido contiene en su centro un conglomerado histórico y cultural muy importante en esta parte de Europa que nos conecta con más de dos milenios de historia.

44976200304_d2f62dd677_b

Vista del Altstadt de Salzburgo desde el barrio Mülln

20181120_132535

Hablamos de la que es, indudablemente, una de las joyas urbanas (recordemos, protegida por la UNESCO) “en torno” a Múnich y que es una de las razones por las cuales viajeras/os vienen a Baviera. En realidad su potencial, no es sólo una bonita ciudad si no su combinación con Alpes y cultura. Traspasando la repetitiva leyenda de “ciudad de Mozart y de la peli Sonrisas y Lágrimas”, en esta ciudad tiene mucho hay mucho que ver y que, obviamente, está escondido. No es suficiente abarcarlo cuando la dedicas unas horas a conocerla. ¿Qué pretendo? Animaros a dar a Salzburgo nuevas oportunidades con otros rincones o propuestas, ¿algo nuevo por descubrir? puede ser que para muchas/os sí (y lo espero) y es que he ido conociendo rincones muy guays, muy interesantes. No sólo de cervecerías históricas (que poco tienen que envidiar a las de Múnich), barrios emblemáticos y bohemios, si no lugares que juegan un papel fundamental en la vida social de la ciudad como son teatros y salas de cine claves, salas de música, etc. que centro cultural, político y de reunión de sus habitantes. Y, obviamente, hacemos noche en Salzburgo para conocer su lado más canalla, que lo tiene, con mis bares preferidos para escuchar buena música a salas alternativas para disfrutar de música en directo de gran calidad. Y, por qué no, ver amanecer sentados a orillas del Salzach en buena compañía.

_DSC5643

Vista del Altstadt de Salzburgo desde el barrio Mülln / Febrero 2019

Os lo pongo fácil y para no repetir los mismos puntos, una compañera guía de Múnich (Alina Genesio, para Muniqueando) realizó una lista de los puntos más importantes para conocer lo esencial si sólo tienes unas pocas horas en la ciudad. Así me ahorro espacio en esta entrada ya que ella lo hace estupendamente. Dicho esto, lo dividiré en cuatro partes para no hacerlo demasiado largo ahora. Quizás lo haga extenso porque es mi homenaje a esta ciudad que me ha dado mucho en estos meses y de la que me llevo un dulce sabor de boca, que no lo esperaba sinceramente al inizio.

Vamos a la Salzburgo de las que la habitamos, la vivimos y la damos color. Empezaré por el barrio donde viví, Mülln. No, nos vamos a ir muy lejos del centro histórico. Es más, forma parte de él: vamos al casco viejo.

Screenshot_2019-07-20 Google Maps

¿Qué tal si nos encontramos en la Hauptbahnhof (Estación de trenes) y vamos caminando al centro? Mi calle favorita es la Rainerstraße hasta el Palacio de Mirabell, la calle es recta y no hay pérdidas. Una vez llegados a los emblemáticos jardines del palacio con esa vista de postal con la Fortaleza al fondo en lo alto, continuamos directamente hacia el río Salzach. Cruzaremos al otro lado del río y mientras estés cruzando el puente tendrás ante ti la mejor foto de la ciudad, en mi opinión. Nuestro punto de referencia es la iglesia tan imponente que se ve: la iglesia parroquial de Mülln (Maria Himmelfahrt, heiliger Augustinus, heiliger Alexius von Rom), una de las joyas arquitectónicas de la ciudad. Una iglesia que los primeros restos serían del siglo XII hasta la gótica que es como ha quedado en su mayoría en el interior. En el siglo XVII incorporaría la techumbre y cúpula barrocas y desde el 1833 pasa a ser iglesia de la orden benedictina. en su interior se conserva un crucifijo románico y en el altar el tríptico de la Virgen con el Niño del 1460.

Como irás viendo, una vez que cruzas el río hay unos pequeños cafés muy majetes para sentartarse a hacer una parada con toda la panorámica a pie del río. Esta zona es importante por ser ubicación de muchas de las facultades de la universidad, el hospital universitario y el más grande de la ciudad, cafés, restaurantes, residencias estudiantiles, etc.

800px-Muelln2

Subimos hasta la iglesia, cuya visita recomiendo totalmente, y verás que frente a la iglesia se alza un imponente edificio: es la Augustinerbräu – Kloster Mülln, la cervecería de Agustinos que está dentro del propio monasterio (aunque la orden que lo ocupa no es agustina, parte de la propiedad es de la abadía benedictina de Michaelbeuern). Quizás la cerveza más conocida de Salzburgo es la Stiegle pero la más antigua es ésta así que aunque no pareza desde fuera una taberna o restuarante, por dentro nos espera un verdadero templo de la cerveza, con la fábrica incluída, y una galería de lo más paricular donde empresas locales de la ciudad venden comida y dulces. Desde 1621 que llevan produciendo cerveza exquisita en este lugar. Es la cervecería más grande Austria y es que a parte de sus grandes salones cuenta con un gran “biergarten”. Es un auténtico lugar de encuentro local, para mí uno de los mejores lugares para tomarse una pausa del paseo.

csm_SliderStockhammer2018_9eccbd2f1f

800px-Müllner_Hauptstraße

Calle principal de Mülln

Mülln es probablemente el barrio más antiguo de la ciudad fortificada medieval de Salzburgo y ha emergido de un antiguo pueblo de molinos. El distrito se menciona por primera vez en 790 como “ad molendina”, “en los molinos” (de ahí derivaría al nombre actual del barrio como Mülln). Estos molinos fueron alimentados primero con antiguos arroyos provenientes de las montañas usados para beneficio de grupos gremiales. Tanto la iglesia como el monasterio, antes mencionados, estaban dentro del recinto amurallado medieval. Recomiendo caminar por las callejuelas del barrio que dan al río, auténtico recuerdo del pasado medieval.

Screenshot_2019-07-20 Google Maps(1)

Una vez estemos cargados de energías para seguir paseando lo haremos por el lugar más especial de la ciudad: el “Monchsberg”, la montaña de los monjes. La gran roca que protege a la ciudad de Salzburgo, celtas y romanos se ayudaron de esta protección natural para el desarrollo en esta parte del territorio. Desde la iglesia de Mülln comienza el paseo que va en salida hasta uno de mis lugares preferidos, el museo de arte moderno y contemporáneo, excavado en la roca. El Museum der Moderne abrió en 2004, siendo realizado por el equipo de arquitectos Friedrich Hoff Zwink. El museo conserva una amplia colección de arte del siglo XX y XXI, en gran parte de artistas austríacos desde 1945. Llama la atención porque lo visible del edificio es el icónico Café Winkler que posee las mejores vistas panorámicas de la ciudad. Mi lugar favorito.

_DSC5777

El Mönchsberg nos ofrece algo que el propio centro de Salzburgo no tiene en exceso y son parques y jardines públicos donde relajarse, practicar deporte, etc. y desde que subes por esta roca te introduces en un bosque donde te permite caminar, correr y relajarte. Seguimos caminando en dirección a la Fortaleza de Salzburgo, Festung Hohensalzburg, pero por hoy paramos. Ha sido una entrada extensa y nos merecemos un descanso para disfrutar de las panorámicas de Salzburgo, tanto al centro histórico como a los Alpes con el Untersberg detrás.

12974418_1293716330643060_5906613158978147710_n

Screenshot_2019-07-21 Google Maps

Camino para llegar a Literaturhaus desde Mülln

Con esto cierro Mülln de día, hablaremos de él por la noche. No sin antes hablar, aunque quede un poco alejado, de la Casa de la Literatura (Literaturhaus, ), fundada en 1991. En cuanto a cultural local es uno de los mejores sitios de Salzburgo por la calidad de los eventos literarios universales que organizan en la ciudad. Potente. También por la arquitectura del edificio, que mantiene la estructura antigua tradicional. Aunque sea para tomar una cerveza o un vino en su café, merece la pena acercarse y es posible que te encuentres con algún evento literario musical.

Espero que os haya gustado esta primera parte y os invite a ver Salzburgo de otro modo.

20190119_102805

El Olimpo bávaro: Walhalla

Old-Stone-BridgeDSC7529

Dije que volvería con mi amada Regensburg y… dicho y hecho. No me la quito de la cabeza, la verdad. Su relativa cercanía con Múnich, su historia (recordar que Ratisbona-Regensburg en alemán- y Augusta-Augsburg- son las ciudades más antiguas de Baviera) en arqueología, arquitectura y cultura, la hacen realmente interesantes y si ya sumamos su entorno naturalístico, sus calles vivas y multiculturales, Regensburg es estupenda. Prácticamente, si vives en Múnich o estás de paso, es muy cómoda para disfrutar de una escapada de un día (como mínimo), tanto por distancia (125 kms. desde Múnich) como por tamaño (153.000 habitantes), a camino entre Múnich y Núremberg. Pero hoy no vengo a hablar de la ciudad, que ya le tocará en su momento sino de lo que podemos disfrutar en sus alrededores.

Screenshot_2019-06-07 Ratisbona(1) - Copy

Recomiendo, como siempre, usar el transporte público (también en bicicleta en periodo de primavera y verano) para ir hasta Regensburg, con un tren Regio desde la Hauptbhanhof de Múnich salen prácticamente cada hora (con un BayernTicket, añadiendo la bici si la lleváis: es lo más económico). El trayecto suele durar 1 hora y 20 minutos y una vez allí, justamente delante de la Bahnhof (Estación de trenes) de Regensburg se encuentran unas mamparas donde se cogen los autobuses urbanos de la ciudad. Allí nos espera el bus número 5 (el BayernTicket cubre el uso de este bus, tanto al ir como al volver y cada 30 min. hay un bus) que te lleva al pueblecito de Donaustauf donde se encuentra el Walhalla, es muy bonito este trayecto porque vas siguiendo el gran río Danubio. Son escasos 5 kms, casi 20 min., dependiendo del tráfico. Os iréis encontrando indicaciones todo el tiempo para subir al Walhalla, unos 15 minutos hasta subir a la colina y poco a poco os irá apareciendo la colosal construcción.

l_4059 - Copy

No será portada de los grandes catálogos de viajes que podréis encontrar sobre qué visitar en Baviera o en centro Europa, masificados por el palacio alpino de Neuschwanstein, la fantasiosa Rothenburg ob der Tauber o la austríaca Salzburgo, entre otras joyas. Lo sé, sé que me repito pero es importante. Baviera es mucho más, está claro, y trataré de dar otras pinceladas diferentes sobre donde uno puede escapar del turismo masificado. Hoy visitamos Regensburg, es lo importante, pero por otro motivo: alejarnos de su centro histórico para perdernos por los bosques y colinas de sus afueras verdes (los Alpes quedaron muy lejos, al sur) para viajar cerca de 200 años atrás cuando se decidió construir un Olimpo destinado a honrar “alemanes laureados y distinguidos” (en realidad, germánicos): el Walhalla bávaro.

Piliers_ouest_04893

Aunque la definición de Walhalla proviene de la mitología nórdica, el rey de Baviera Luís I, tomando como ejemplo al Partenón de Atenas decide ordenar la construcción de un espacio de culto y recuerdo a más de 2000 años de personalidades germánicas. Sí, Luís I de Baviera, el abuelo de nuestro querido Luís II. Lo ordenó construir en 1830, colocando la primera piedra, y terminando en 1842 bajo los diseños del arquitecto Leon von Klenze. Conviene analizar cómo el siglo XIX fue el tiempo donde los reyes bávaros dejaron a la posteridad megalómanas construcciones en tierra bávara para el recuerdo de su periodo, marcados por lo que supuso uno de los cambios históricos de este territorio europeo: la desaparición del Sacro Imperio Romano Germánico (tras casi 1000 años de duración, desde el 976 hasta el año 1806, y durante el cual Ratisbona/Regensburg fue capital durante un periodo de dicho Imperio) tras las invasiones de Napoleón y sus guerras en toda Europa. Luís I de Baviera, como príncipe, conocería ese período convulso pero que abriría el inicio del periodo dorado bávaro tras los acuerdos de su padre, Maximiliano I, y el emperador francés (Napoleón). Éste “liberaría” Baviera y se iniciaría el Reinado independiente de Baviera (1806) que terminaría en 1886 con la Reunificación de Alemania, el conocido como Segundo Reich o Imperio donde Baviera se integraría en él. Si bien hasta el 1813 se vivieron sangrientas batallas y la pérdida de miles de soldados bávaros, Luís I empezaría a germinar la idea de una “gran nación alemana” y de una “Baviera de todas sus tribus”.

Bavaria_2 - Copy

Ruhmeshalle en Theresienwiese (Múnich)

Tras su ascenso al trono en 1825, mandó construir el Walhalla en Ratisbona, la Ruhmeshalle en Múnich y la “Sala de la Liberación” o “Befreiungshalle” en Kelheim, todas financiadas de su propio presupuesto y siendo monumentos artísticos y nacionales representativos de su periodo y su política. Con todas ellas procuró representar una unidad política y artística, el Neoclasiscimo imperó en su periodo, sobre todo el Neogriego como se aprecia, no sólo en las obras antes mencionadas, sino en el Propileos y la Gliptoteca de Königsplatz en Múnich. Además su inclinación por las Bellas Artes, la Educación y la Industria le llevaría a impulsar importantes obras como las Pinacotecas, la Universidad o la creación del primer ferrocarril alemán uniendo Furth con Núremberg (1835).

Walhalla_Halle7

Primera piedra del Walhalla

Ludwig-erste-bayern

DUERER - Copy

Su interior está realizado todo en mármol con una selección de generales, gobernantes, científicos, artistas, personajes honorables seleccionados por Luís I durante el siglo XIX. Supone una representación ideal desde los primeros migrantesa la Cristanización del territorio de principios del Medievo. Desde 1962 se han añadido nuevos bustos (a los 96 originales) en intervalos de tiempo de cinco a siete años. La selección es realizada por el Consejo de Ministros de Baviera, asesorado por la Academia de Ciencias de Baviera. La lista de honorables es 130 bustos, la mayoría hombres y escasas mujeres, siendo de las últimas: Sophie Scholl (resistente antinazi del grupo estudiantil en Múnich de la Rosa Blanca), añadida en febrero de 2003, en memoria de las víctimas del Tercer Reich, aunque no es la única: en 2009 se encarga el busto de Edith Stein (o Santa Teresa Benedicta de la Cruz, filósofa y mística religiosa carmelita asesinada en el campo de exterminio de Auschwitz en 1942). Otros bustos son de Heinrich Heine, Durero, Brahms, Copérnico, Beethoven, Mozart, Einstein, Schubert, Richars Strauss, Wagner, Lutero, Schiller, Haydn, Kant, Catalina II Emperatriz de Rusia, Van Dyck, Kepler, Carlos V, Erasmo de Rotterdam, Paracelso o Enrique I “El Pajarero” (936), el busto dedicado al primer rey del Estado alemán medieval (Francia Orientalis).

800px-Walhalla_Halle4 - Copy

Busto de Sophie Scholl

Pues ya tenemos una idea para enfrentarnos a la visita de este monumento, quizás os recomiendo que miréis bien el tiempo ya que si veis que va a estar nublado el día no merezca la pena acercarse ya que rompe la magia de sentarse en sus grandes escalinatas y disfrutar de esa terraza que es sobre el Danubio. La visita a al interior merece la pena, tiene un precio de 4,50€ y el horario es de 09:00 hrs.-18:00 hrs. Yo las veces que he ido he estado como mínimo una hora para que calculéis tiempos. La vuelta se haría igual, volviendo a la parada de buses hasta la ciudad de Regensburg. Una vez allí, a perderse por la ciudad.

Por muchas/os expertas/os expertos e historiadores, el Walhalla es considerado como uno de los monumentos más importantes del siglo XIX de Alemania.